El PSOE exigirá disciplina de voto y no permitirá ausentarse ni votar 'no' a ningún diputado

Foto: Europa Press

El presidente de la gestora pretende un voto en bloque de todos los diputados: se descarta darle a Rajoy sólo las 11 abstenciones que le bastarían. No aclara qué pasaría si algún diputado vota 'no' o se ausenta, opción que se baraja para algunos casos como Pedro Sánchez o los catalanes.

Una vez aprobada la abstención en segunda votación, tras el 'no' en la primera, al PSOE le toca organizar a su propio grupo parlamentario en el Congreso para que todo salga como ha ordenado el Comité Federal. Aquí entra en duda si todos los diputados respetarán la disciplina de voto, pero nada parece indicar que la dirección del Grupo Socialista vaya a permitir otra posibilidad, aunque el artículo 33 de su reglamento interno sí la recoge.

 

También parece que ha quedado fuera del debate la abstención mínima, de la que empezó a hablar Vara nada más pasar las elecciones del 26 de junio y a la que recurrían algunos dirigentes socialistas en las ultimas semanas; se trataba de darle al PP sólo las abstenciones imprescindibles, once, como argumento para escenificar un rechazo mayor a Rajoy. Pero a tenor de lo que se ha hablado en este Comité Federal y a la interpretación que ha hecho Javier Fernández del resultado de la votación, no será así.

 

El presidente de la Gestora ha subrayado que lo acordado este domingo es imperativo y no admite interpretaciones. "Abstenerse no es irse, los diputados del Grupo Socialista deberán abstenerse literalmente en el proceso de investidura", ha remachado Fernández en una rueda de prensa una vez finalizado el cónclave socialista.

 

En las más de cuatro horas de debate, sólo el eurodiputado Juan Fernando López Aguilar -que el 1 de octubre votó contra Sánchez y este domingo ha apostado por mantener el 'no'- ha aludido a la abstención mínima, mientras que el senador extremeño Paco Fuentes y el alcalde de Móstoles, David Lucas, han recalcado, en dos de las últimas intervenciones de la reunión, que fuera cual fuera la decisión que tomara el Comité Federal, el Grupo Socialista debería votar en bloque.

 

Fernández no ha querido avanzar qué ocurrirá si algún diputado rompe la disciplina de voto o si el PSC se mantiene en el 'no', tal y como ha asegurado su primer secretario, Miquel Iceta, que harán. Esto había llevado a la Comisión Gestora a avisar la semana pasada que podría acabar con un replanteamiento de las relaciones entre el PSOE y el PSC, una posibilidad que el líder de los socialistas catalanes ha querido alejar este domingo, asegurando que su intención es "seguir caminando juntos".