El PSOE desvela la paralización real de las obras del Hospital Clínico de Valladolid

Según su portavoz en las Cortes regionales, Luis Tudanca, la empresa adjudicataria de las obras ha pedido resolver el contrato después de que fueran suspendidas en noviembre de 2014. 

Tudanca ha explicado la situación de las obras del Clínico que, según los datos aportados por los socialistas, acumulan retrasos de tres años y medio, ya que su conclusión estaba prevista para septiembre de 2013. No obstante, como ha insistido el líder socialista el 5 de noviembre de 2014 la Gerencia Regional de Salud acordó la suspensión temporal de las obras, a pesar de lo que Sáez Aguado "mintió" en sede parlamentaria al ser preguntado por este asunto y, además, se incluyeron sendas partidas en los Presupuestos de 2015 (8,6 millones de euros) y 2016 (9,1 millones de euros), cuando las obras estaban paralizadas.

 

Tras esta situación, Tudanca ha relatado que el 21 de diciembre de 2016 la Consejería de Sanidad levanta la suspensión temporal total de las obras, resolución recurrida por la empresa encargada de su ejecución -la UTE 'Sacyr, S.A.U, Inmobiliaria Rio Vena S.A y Rehabilitación, Construcción, Promoción Nucleo S.A'-, quien con fecha 23 de enero de 2017 pide la resolución del contrato, para lo que se acoge a una cláusula que posibilita esta petición si las obras se paralizan durante más de ocho meses.

 

El líder socialista, quien ha comparecido junto al presidente del Grupo Parlamentario y procurador por Valladolid, Javier Izquierdo, ha explicado que de salir adelante la petición de la empresa supondría un nuevo retraso de las obras y "más dinero" a los ciudadanos, ya que habría que pagar la correspondiente indemnización e iniciar un nuevo proceso de adjudicación.

 

Izquierdo ha detallado que actualmente las obras pendientes supondrían un montante total de 20 millones de euros de los 99 millones en los que se presupuesto la obra y que corresponden a la reforma del bloque de hospitalización y del edificio de consultas externas.

 

 

Tras explicar estos datos, Luis Tudanca ha insistido en que el consejero de Sanidad ha "mentido" en sede parlamentaria al "negar" en octubre de 2016 que las obras estuvieran paralizadas. "Sáez Aguado tiene que irse ya, Sáez Aguado y Herrera son perjudiciales para la salud de Castilla y León", ha manifestado el portavoz socialista, quien ha lamentado este "nuevo escándalo".

 

El portavoz socialista ha considerado que dada la situación las obras podrían acumular hasta seis años de retraso, ante lo que Izquierdo ha reclamado que se cumplan las "mínimas condiciones de dignidad" para los pacientes, que actualmente en algunos casos están "hacinados" en habitaciones de hasta tres personas.

 

Ante esta situación, Luis Tudanca ha exigido el amparo de la Mesa de las Cortes para que finalmente se produzca la comparecencia "urgente" del consejero para explicar la situación de estas obras y conseguir que Sáez Aguado deje de "balbucear excusas" mientras el presidente de la Junta está "de tapas en Madrid", en referencia a su presencia en el Salón Gourmet.