Cyl dots mini

El PSOE de Valladolid califica la campaña electoral como "muy positiva" e insta a frenar a la "ultraderecha"

Candidatos del PSOE al Congreso y al Senado, junto con la secretaria provincial. M. MOYANO

En el partido están "convencidos de que van a ganar" y piden el voto para evitar que el PP y Ciudadanos gobiernen con Vox. 

Los cabeza de lista del PSOE al Congreso y al Senado, Javier Izquierdo y Manuel Escarda, junto con la secretaria provincial del partido, Teresa López, han valorado la campaña electoral de forma "muy positiva" y están "convencidos de que van a ganar".

 

López ha señalado que “la derecha ha abandonado el especio moderado y centrista para disputar los votos a la extrema derecha” y que la gente se muestra ilusionada, esperanzadora y deseosa de parar a una “ultraderecha retrógrada, xenófoba y fascista”. En contra posición a eso, la secretaria ha pedido el voto para un Partido Socialista “que sigue pensando en los ciudadanos más desfavorecidos y que tiene un proyecto de una España social y de progreso mucho más igualitaria”.

 

Izquierdo, por su parte, ha comenzado defendiendo la libertad de prensa y el derecho a comunicar frente a la “ultraderecha que quiere cerrar medios privados”. En cuanto a la valoración de campaña, el vallisoletano ha destacado tres cuestiones que han percibido. La primera es que el PSOE ha sido el “único partido de la izquierda que ha hecho campaña en Valladolid”, por lo que ha apelado al voto útil para su formación.

 

En segundo lugar, ha señalado que su partido es el único que ha trasladado su programa electoral a todos aquellos que pueden representar intereses de la vida social, política y económica del país. Además, ha manifestado la necesidad de “transformar el modelo económico mediante la modernización, con investigación ciencia y educación, así como crear empleos dignos y aprovechar las oportunidades a la transición ecológica”.

 

Izquierdo ha defendido la importancia del Estado de Bienestar y de la “justicia social”, cargando contra el Partido Popular por la rebaja fiscal de “18.000 millones de euros” que pretende hacer. “Hay que explicar que eso equivaldría a que haya uno de cada cuatro médicos menos en nuestro país; uno de cada cuatro hospitales menos; o uno de cada cuatro centros de salud menos”.

 

Y la tercera cuestión que ha destacado Izquierdo sobre la campaña electoral es la ausencia de debates y cuya responsabilidad considera que es del Partido Popular. “Hemos tenido la oportunidad de debatir en La 8 de Valladolid y la respuesta del PP ha sido el silencio. Y ya saben que quien calla, otorga”, ha indicado.

 

Por otro lado, Escarda ha resaltado que ha dejado su profesión como médico porque como “socialista nos preocupa la desigualdad acrecentada por la crisis y las medidas contra la sanidad, la educación, las pensiones, los cuidadores de las personas que sufren dependencia”. El número uno al Senado ha declarado que hay que recuperar todos esos valores a través de la financiación del Estado y las Comunidades Autónomas, reincidiendo en la idea de la “justicia fiscal”, para que "quien más tenga más pague"

 

El candidato se ha mostrado preocupado porque la derecha no tenga reparos cuando critica a un sector de la población catalana que es independentista -pero que su sentimiento de autodeterminación lo limita la Constitución y, por tanto, “no es un problema que nos acongoje porque no va a ocurrir”-, cuando el verdadero problema es la desigualdad.

 

La otra preocupación que ha mostrado Escarda son los pactos para llegar al poder entre los partidos de derechas con Vox. “En un país que sufrió los desmanes de la ultraderecha, sería muy triste volver atrás en el tiempo con un partido como Vox gobernando en la trastienda”.

 

Para terminar, Izquierdo ha insistido en que el domingo “nos jugamos el futuro de España y los socialistas queremos seguir sintiéndonos orgullosos del país que hemos construido durante 40 años de democracia y que está preocupado por sus ciudadanos”. El candidato ha destacado que hay otra opción, que plantea una España "más de símbolos" y que se preocupa mucho menos por las personas. “Queremos seguir teniendo una España reconocida a nivel internacional por sus avances sociales, derechos y libertades” y la “mejor garantía” para seguir así es “llenar las urnas de votos socialistas”.