El PSOE de Valladolid acusa al Ayuntamiento de gastarse 48.400 euros en un documental adjudicado "a dedo" a Telecyl

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Valladolid ha acusado al equipo de gobierno de gastarse 48.400 euros en un documental de Semana Santa adjudicado "a dedo" a Telecyl, "derroche innecesario" al que ha sumado además la "tomadura de pelo" que supone disfrazar de proceso administrativo lo que en realidad es "un regalo a una empresa".

Así lo denuncia el Grupo Municipal Socialista, que, a través de un comunicado recogido por Europa Press, se pregunta qué sentido tiene la adquisición por parte del Ayuntamiento de los derechos de explotación de un vídeo, llamado 'Memoria de un silencio', previamente elaborado por Telecyl, y sobre todo si la rentabilidad de esta operación es mayor para la ciudad o para la propia empresa, a la que, entienden, el Ayuntamiento hace "un regalo" con esta adjudicación a la carta.

 

Así, recuerdan que el pasado 12 de diciembre, mediante decreto, la concejala de Cultura, Comercio y Turismo, Mercedes Cantalapiedra, aprobó el expediente de contratación y los pliegos de cláusulas administrativas y prescripciones técnicas que llevaron a la convocatoria de la correspondiente licitación, en la que, "como es obvio", se invitaba a la única empresa poseedora de los derechos de explotación del documental que se pretendía adquirir, pues se trataba de una obra finalizada.

 

De esta forma, con fecha 30 de diciembre de 2013, la concejala firma decreto de adjudicación del contrato a Telecyl S.A. para la adquisición del documental, por importe de 48.400 euros, IVA incluido, de cuyo uso y utilidad no se han tenido mayores noticias.

 

Desde el Grupo Municipal Socialista se considera "inaceptable el gasto, por injustificado y desproporcionado, pero más inaceptable aún el proceso de adjudicación, negociado y sin publicidad, que obvía la existencia en nuestra ciudad de otros creadores y artistas locales que podrían haber optado a realizar ese trabajo con indudable calidad".

 

El PSOE entiende que, si en realidad el Ayuntamiento tenía interés en encargar un vídeo de promoción de la Semana Santa, debería haber abierto un expediente de contratación público y de acceso libre en el que pudieran haber tenido cabida otras ofertas en diferentes condiciones, tanto económicas como creativas.

 

Al margen de esta denuncia, el PSOE se reafirma en el convencimiento de que la Semana Santa de Valladolid es uno de los principales recursos turísticos de la ciudad y una de sus señas de identidad, y, como tal, se muestra dispuesto a seguir apoyándola.

 

Recuerda, en este sentido, su respaldo, el pasado lunes, 7 de abril, a una moción para solicitar a la Unesco la Declaración de la Semana Santa de Valladolid Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, algo distinto a refrendar, señalan, el derroche del dinero público, las adjudicaciones "a dedo" o la falta de transparencia.