El PSOE, con la ministra Delgado, pide en Valladolid el voto a los descontentos de Cs por el "gobierno de la traición"

Dolores Delgado levanta los brazos ante Luis Tudanca. E.P.

Hacen un llamamiento a ganar la "batalla" de la abstención y a obtener mayoría en el Senado para garantizar unos presupuestos sociales.

El Partido Socialista en Castilla y León (PSCyL), arropado por la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, ha hecho esta tarde un llamamiento no sólo a sus simpatizantes sino también a aquellos votantes de Cs descontentos con el "gobierno de la traición", como así lo han denominado, que han propiciado la continuidad del PP en esta Comunidad tras treinta años de "corrupción".

 

En un acto con militantes y candidatos al Congreso y Senado por Valladolid celebrado en un hotel de la ciudad, horas antes del inicio oficial de la campaña electoral para las generales del 10N, la ministra, el secretario del PSCyL, Luis Tudanca, y el alcalde de la ciudad, Óscar Puente, han apelado a la movilización de sus votantes pero también han hecho un guiño a los simpatizantes de Cs e incluso a "algún despistado que piensa que se puede votar aquí a Errejón", ha precisado irónicamente el número uno a la Cámara Baja, Javier Izquierdo.

 

En sus intervenciones, que ha abierto el secretario del PSOE en Valladolid y cabeza de lista al Senado, Manuel Escarda, todos han subrayado la importancia de los próximos comicios para "ganar por goleada" a la derecha, ha apuntado la ministra de Justicia, Dolores Delgado, quien sitúa la cita del 10N en clave de "progreso, responsabilidad, coherencia, futuro" y recuerda que ello sólo puede venir de la mano de un partido, el PSOE, que ha propiciado lo que hoy se denominado Estado del Bienestar en España.

 

En su alocución, que ha puesto el broche al encuentro, Delgado, en declaraciones recogidas por Europa Press, se ha retrotraído a la moción de censura de Pedro Sánchez que sacó del poder a un partido "corrupto sistémicamente" que tenía paralizadas las instituciones por esa corrupción y que ha sido capaz de presentar un Proyecto de Presupuestos Generales que, pese a ser rechazados, eran "buenísimos para todos y demostraban la seriedad de este Gobierno".

 

En este contexto, la ministra ha pedido el respaldo de los votantes para esa "mochila cargada de proyectos, ilusiones y experiencia" de un Partido Socialista que necesita volver a "ganar por goleada" a la derecha para obtener una "mayoría en el Senado", institución vital, tal y como han subrayado los distintos dirigentes socialistas, para seguir contando con unos "presupuestos sociales".

 

Para lograr este objetivo, Delgado ha marcado como primer gran paso "ganar la batalla a la abstención", al tiempo que ha aprovechado para subrayar el valor de la Memoria Histórica como "herramienta para dignificar la democracia", en referencia a la exhumación de los restos de Franco la pasada semana.

 

Al respecto, la político socialista entiende que con este hecho España ha recuperado prestigio a nivel internacional pero, lo más importante, ha permitido retirar la "losa que pesaba sobre muchas almas" merced a una iniciativa avalada por el Tribunal Supremo y que priva de razón a aquellos que hablan de profanación.

 

"Los que profanan la democracia son los que inflaman el conflicto catalán para sacar cuatro votos, los que financian ilegalmente campañas políticas, los que niegan la existencia de la violencia de género y se muestran en contra de la igualdad entre hombre y mujeres", han censurado Delgado.

 

"LA DERECHA SÓLO GANA CUANDO NOS QUEDAMOS EN CASA"

 

Por su parte, el líder del PSCyL, Luis Tudanca, que ha precedido a la ministra en el uso de la palabra, se ha mostrado convencido de volver a repetir la victoria en los próximos comicios, al igual de lo ocurrido en todos los anteriores celebrados este año, pero, al igual que la anterior, ha pedido llenar las urnas con papeletas socialistas.

 

"La derecha sólo gana cuando nos quedamos en casa. Es preciso movilizarse", ha insistido Tudanca, que igualmente ha hecho un llamamiento a los "traicionados en las últimas elecciones para parar los pies a la derecha como ya se hizo en las elecciones de mayo".

 

Tudanca no ha podido por menos de referirse igualmente al "emocionanete episodio", como así lo ha definido, que supuso la pasada semana la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos y que ha permitido "cerrar heridas", en lo que ha recordado como iniciativa de un Gobierno socialista que también tuvo como hito la imagen de la ya fallecida Carme Chacón pasando revista en su día como ministra de Defensa a las tropas.

 

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, también comparte la necesidad de lanzar en los próximos comicios el mensaje a la Junta, a ese "pacto de perdedores, ese gobierno de la traición, que a los ciudadanos de Castilla y León no se les puede traicionar, en especial a Cs por dar cuatro años más a un partido que lleva treinta años gobernando esta Comunidad. Con los ciudadanos de Castilla y León no se juega".

 

Y es que, como así ha enfatizado, "Valladolid se la juega en los próximos comicios, tanto su estabilidad como sus intereses" como ciudad, algo que hasta ahora se ha visto garantizado con el Gobierno "cómplice" de Pedro Sánchez, afirmación que ha justificado en la colaboración del Ministerio de Agricultura con el Parque Agroalimentario, la del Ministerio de Fomento materializada al dar al Ayuntamiento la posibilidad de elegir al director general de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad, la del Ministerio para el Cambio Climático por alinearse con el Consistorio y, finalmente, la del departamento de Delgado que respalda el Campus de la Justicia.

 

"Valladolid ya tiene un gobierno de derechas en la Junta y no le va bien porque se ve obligado a financiar en un 40 por ciento la ayuda a domicilio, cuando tan sólo debería aportar un 10 por ciento, y tenemos una Seminci que el próximo año celebra su 65 edición y que no cuenta con el respaldo que se merece de la Administración regional", ha censurado.