Cyl dots mini

El proyecto de la CHD en tres municipios invertirá más de 2 millones de euros de los Presupuestos del Estado

Firmados los convenios que establecen depuradoras en tres municipios vallisoletanos. M.MOYA

La firma de los convenios, que atenderán a más de 2000 habitantes, establece tres nuevas depuradoras en los municipios de Valoria la Buena, Quintanilla de Onésimo y Esguevillas de Esgueva.

La presidenta de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), Cristina Danés, confirma la aprobación del proyecto que mejorará el cumplimiento de las obligaciones sobre las aguas residuales como organismo de la cuenca. Los municipios vallisoletanos de Valoria la Buena, Quintanilla de Onésimo y Esguevillas de Esgueva contarán “en cuanto estén listos los terrenos” con una depuradora en cada municipio.

 

La subdelegada del Gobierno, Helena Caballero, confirma que "la inversión rondará los dos millones de euros de Presupuestos del Estado", pero que “estas depuradoras forman parte del Plan Nacional de la Unidad de las Aguas que se firmó en 2007 por la Ministra Cristina Narbona”. Caballero remarca el interés del proyecto tras la sentencia de la Unión Europea por el incumplimiento de España de no llegar a los objetivos marcados.

 

Además la subdelegada del Gobierno asegura “haber agilizado el acuerdo, pues en muchos casos solo faltaban los trámites burocráticos”. El objetivo principal de la CHD es que todos los municipios tengan depuración. El proyecto atenderá a más de 2.000 habitantes.

 

Dentro del Plan Nacional de Calidad, Villanueva de Duero, a través de la Confederación  y Aldeamayor, a través de la empresa pública ACUAES, quedan pendientes de llevarse a cabo.

 

El alcalde de Quintanilla de Onésimo, Carlos del Barrio, confiesa que “ha sido un proceso largo”, que comenzó en el año 2009. La peculiaridad de este municipio es que sus aguas vierten al río Duero, y es “muy importante que todo lo que se propague sea de calidad”.

 

Por otro lado, Cristina Danés, asegura que la campaña de riego “está consolidada”, a pesar de las escasas lluvias que azotan la provincia. La presidenta de la CHD cree que aunque “hay que tener precaución”, los embalses actualmente están a un 70% de su capacidad y “de momento no se ha tenido que abrir ninguno”.