El programa municipal de prevención de consumo de alcohol atendió a más de 1.650 personas la noche de Halloween en Valladolid
Cyl dots mini

El programa municipal de prevención de consumo de alcohol atendió a más de 1.650 personas la noche de Halloween en Valladolid

FOTO: @PoliciaVLL

Los educadores repartieron folletos por la zona de Moreras, Rosaleda y también por la plaza Zorrilla y la Plaza Mayor.

El programa municipal de prevención del consumo de alcohol atendió en Valladolid a 1.658 personas durante la pasada noche de Halloween, según los datos facilitados por la concejal de Servicios Sociales, Rafaela Romero, en la reunión del Consejo Municipal de Drogas.

 

En aquella jornada, los educadores repartieron folletos por la zona de Moreras, Rosaleda y también por la plaza Zorrilla y la Plaza Mayor. Asimismo, la Policía Municipal intensificó la atención y vigilancia en los establecimientos en los que se dispensan bebidas alcohólicas y en la vía pública.

 

Romero ha destacado la "gran coordinación" que ha habido entre los técnicos que llevaban a cabo la actividad y la Policía Local o Nacional, según ha señalado el Consistorio en un comunicado remitido a Europa Press.

 

Durante estas fiestas, en las pantallas digitales se ha difundido el cartel que recuerda que vender o entregar bebidas alcohólicas a menores de 18 años se podrá sancionar hasta con 10.000 euros.

 

Por otra parte, la Policía Municipal ha colaborado con el Plan entregando 1.000 tarjetas informativas en los controles de alcoholemia, con la finalidad de promocionar la figura del conductor designado y el trasporte alternativo.

 

La concejal también ha ofrecido datos relativos a las actuaciones del plan durante la Noche de San Juan y la Feria y Fiestas de la Virgen de San Lorenzo, en las que un total de 311 personas se acercaron hasta la carpa para probar sus conocimientos y se realizaron un total de 182 pruebas de alcoholemia.

 

Los educadores aconsejaban a los jóvenes no coger el vehículo (coche, moto o ciclomotor) si habían bebido o consumido alguna droga, mientras que mediadoras juveniles formadas en drogodependencias entregaron 7.389 folletos informativos de alcohol y cannabis.

 

También se disponía de gafas de simulación para que los jóvenes pudieran comprobar de primera mano la distorsión de la realidad que produce la ingesta de bebidas alcohólicas. Un total de 278 personas quiso conocer los efectos derivados del consumo de esta sustancia psicoactiva y participaron en diferentes dinámicas en las que ponían a prueba los sentidos.

Noticias relacionadas