El Programa Integral de Cualificación y Empleo en Valladolid, auspiciado por Ayuntamiento y Cámara

El Ayuntamiento de Valladolid y la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios colaborarán en el desarrollo del Programa Integral de Cualificación y Empleo en la ciudad (PICE) en virtud de un convenio firmado este martes entre el concejal de Hacienda y Promoción Económica en funciones, Antonio Gato, y el presidente del órgano cameral, Víctor Caramanzana.

 

El objetivo específico del PICE es la integración sostenible en el mercado de trabajo de los jóvenes, en particular de aquellos sin trabajo y no integrados en los sistemas de educación o formación, así como los jóvenes que corren riesgo de sufrir exclusión social y los procedentes de comunidades marginadas.

 

Este Plan cuenta para su desarrollo con el apoyo financiero del Fondo Social Europeo (FSE), con cargo a los fondos comunitarios del periodo 2014-2020, en el Marco del Programa Operativo de Empleo Juvenil, según ha informado el Consistorio a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

Dicho programa tiene un coste de 257.174 euros y está cofinanciado en un 90 por ciento por el Fondo Social Europeo. A través del convenio suscrito, el Ayuntamiento cofinanciará este proyecto con la aportación de 25.000 euros.

 

La iniciativa se enmarca en el Plan de Empleo Municipal 2019, que gestiona la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico del Ayuntamiento, en concreto en la línea de Mejora de la Empleabilidad e Inserción Laboral.

 

El objetivo que se ha marcado el PICE para el presente año es la mejora de la empleabilidad de 190 jóvenes vallisoletanos con dificultades de acceso al mercado laboral así como conseguir la inserción laboral de al menos un 20 por ciento de ellos.

 

Para ello, el convenio prevé la realización de acciones de orientación vocacional, con el fin de dirigir a los jóvenes a la formación que mejor se adapte a su perfil y a las demandas empresariales, así como desarrollar acciones de formación y de intermediación laboral.

 

Este convenio da continuidad a otro anterior firmado en febrero de 2016 a través del cual se atendió a 274 jóvenes vallisoletanos consiguiendo una inserción laboral de un 28 por ciento de los participantes, logrando por tanto unos resultados por encima de los objetivos marcados.