El problema del Real Valladolid, “una cuestión de finalización”

Paco Herrera. A. MINGUEZA

Paco Herrera reconoció que al Pucela le falto puntería en Oviedo y zanjó el tema Jose cargando con “un discurso equivocado”.

Dos días antes de la visita del Rayo Vallecano (sábado, 20:00 horas), Paco Herrera analizó cómo se encuentra el equipo, tras la derrota en Oviedo. El entrenador del Real Valladolid reconoció la falta de puntería. “El sábado pasado hicimos tres goles en fuera de juego y tiramos no sé cuántas veces más que ellos, pero no acertamos con la portería. Es una cuestión más de finalización”, explicó.

 

Espera que los tantos lleguen, como lo hicieron cuando el conjunto blanquivioleta fue “el más anotador de la Liga”. No lo achacó al esquema, puesto que comentó que tuvieron “problemas de gol con otras ideas”. “Seguramente esté relacionado a que haya un goleador”, apuntó.

 

Para paliar esa carencia defendió que Juan Villar se meta para dentro. “Si no lo hace, mal vamos porque es el que más gol tiene, afirmó. En verano luchó para no verse en esta situación, pero el Pucela no acabó de cerrar varios acuerdos. En pretemporada teníamos dos delanteros, extremos, prácticamente fichados. La solución la tenemos en los laterales. Hemos intentado tener extremos puros, pero no se han dado”, comentó.

 

Con el mercado de fichajes cerca de acabar, ve “muy difícil” que haya alguna incorporación en forma de “un hombre de banda pura”. “Entiendo que la dirección deportiva no debe parar hasta el último minuto. Somos suficientes para meternos entre los seis primeros. Si no lo conseguimos, el fracaso será mío, dijo.

 

También admitió que el Real Valladolid lo pasa mal cuando su rival se adelanta en el marcador y se centra en guardar la ventaja: “Cuando nos ponemos por debajo, los equipos que se encierran nos generan problemas para encontrar soluciones.

 

Ahí es cuando el rombo tiene que dar un paso al frente, junto a las referencias ofensivas, para crear los espacios. Álex López estaba equivocándose bastante en conducir mucho. El último partido que jugó le vi bien y ha mejorado en ese aspecto. Le está costando un poco más, pero lo va cogiendo. Míchel y Joan van un paso más adelante, explicó. Resaltó el “disparo” del gallego y del catalán y apuntó que “tienen que asomarse al borde del área para que funcione el rombo”.

 

SIN POLÉMICA CON JOSE

 

En la última semana Jose Arnaiz ha adquirido un protagonismo diferente al que suele acostumbrar, ya que no ha sido en el campo. Las polémicas palabras de Herrera tras el partido en Oviedo encendieron algunas alarma que el mismo entrenador se ha encargado de desconectar. No busquemos una polémica donde no la hay. Mi discurso en aquel momento sería equivocado”, explicó.

 

El técnico comentó que el talaverano “ha tenido a su pareja en el hospital y el jueves pasado estuvo ocho horas allí metido”. Quizá esa fuera la causa del ‘toque’ en el Tartiere, aunque el catalán cargó con toda la culpa por lo que generaron aquellas declaraciones. “Está entrenando bien y es un jugador muy importante para el Real Valladolid. Me gustaría que jugara el sábado y que hiciera uno o dos goles, dijo.

 

Aunque todavía no sabe si será de la partida ante el Rayo. “Tenemos más o menos un patrón, un once. Siempre puede haber una posibilidad de movimiento, pero en mi cabeza no está hacer muchos cambios. Puede haber uno, pero no creo que dos”, comentó al respecto de las variaciones en el once.

 

Por otro lado, Herrera habló sobre la salida de Iban Salvador al UCAM Murcia. La consideró necesaria para que el jugador siga formándose y reconoció que le utilizó fuera de su posición natural, que es “por dentro”. También dio su impresión sobre la cláusula del ‘miedo’. “No quiero que juegue contra mí dentro de tres semanas. Puede jugar, pero [el UCAM] debe pagar una pequeña cantidad. No voy a tirar piedras sobre el tejado del Real Valladolid”, sentenció.