El principal escollo para la aportación de 137 millones de Fomento, los intereses del préstamo de Valladolid Alta Velocidad

Los socios de Valladolid Alta Velocidad han abordado este miércoles el pago de los dos primeros plazos del préstamo de 404 millones de euros suscrito con un consorcio de entidades bancarias en una sesión de trabajo por videoconferencia en la que el Ministerio de Fomento se ha ofrecido a aportar 137 millones de euros, mientras que los bancos acreedores reclaman a cada socio el pago de los intereses generados por el primer plazo, algo que el Ayuntamiento considera que no puede hacer porque implicaría el reconocimiento de una deuda de la que ya se ha desvinculado al declarar la nulidad de la Carta de Conformidad firmada en su día por el exalcalde del PP, Francisco Javier León de la Riva.

 

En declaraciones recogidas por Europa Press tras la reunión "preparatoria" del Consejo de Administración previsto para el 27 de diciembre, el alcalde de la capital ha explicado que hay un planteamiento realizado por los socios que incluye la aportación directa por parte de Adif y Renfe de los 62,5 millones de euros que quedan por satisfacer del primer plazo de devolución del préstamo, cuyo periodo de gracia finaliza el próximo día 31; y otros 75 millones correspondientes al segundo plazo, que habría que hacer frente "a primeros de enero".

 

Cabe recordar que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, aseguró el pasado mes en una visita a Valladolid que el Ministerio aportaría 62,5 millones de euros a la Sociedad, algo que según Puente aún no se ha producido pero que con este planteamiento puesto hoy sobre la mesa se aumentaría con la cantidad correspondiente al segundo plazo del préstamo.

 

Pero Puente ha advertido de que existe "un escollo" que "presenta algún problema al Ayuntamiento de Valladolid", ya que las entidades bancarias reclaman el pago, antes del 31 de diciembre, de los algo más de 7 millones de euros devengados durante 2016 del primer plazo del préstamo. El abono sería proporcional por parte de los socios y al Consistorio le corresponderían 2,8 millones de euros.

 

El regidor ha recalcado que la negativa "no es un problema de capacidad económica", sino que se debe a que el interventor municipal ha estimado que el pago de estos intereses implicaría el reconocimiento de la deuda por parte del Ayuntamiento, algo que entraría en conflicto jurídico con la declaración de nulidad de la Carta de Conformidad que en su día firmó, con "importantes irregularidades", a juicio del actual equipo de Gobierno, el exalcalde León de la Riva.

 

El alcalde ha recordado que con esas medidas judiciales, emprendidas "de forma impecable" por la vía administrativa y penal, el Ayuntamiento ha negado su compromiso con la deuda de la Sociedad Alta Velocidad, pero la asunción del pago de los intereses implicaría, según los informes del interventor, que la deuda que niega el Consistorio "entre" en el Ayuntamiento y comprometa las arcas públicas.

 

Óscar Puente ha asegurado que el abono de los intereses devengados "no es condición sine qua non" para la aportación de los 137 millones de euros ofrecida por las entidades dependientes del Ministerio de Fomento, algo que considera muy positivo ya que permitiría a la Sociedad Valladolid Alta Velocidad "ganar un año" para renegociar el convenio de la entidad y concretar el plan de viabilidad.

 

Por ello, los representantes del Consistorio -Puente, el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, y el edil de Hacienda, Antonio Gato, han planteado la búsqueda de alternativas para evitar que el Ayuntamiento pague directamente esos 2,8 millones en concepto de intereses y reconozca su deuda.

 

Así, plantean la posibilidad de incluir los algo más de 7 millones de euros del total de los intereses del primer plazo durante 2016 a la cantidad que quedaría pendiente del préstamo, unos 260 millones de euros, también pendiente de una negociación para refinanciar el crédito con el 'pool' bancario. Este acuerdo, ha subrayado Puente, debe alcanzarse antes del Consejo de Administración del próximo día 27.

 

El regidor ha recordado que la incorporación de la deuda al Patrimonio municipal -125 millones de euros en tota-- provocaría "el colapso del Ayuntamiento" de acuerdo con la actual normativa de la Administración Local.