El primer centro de hidroterapia para mascotas en Castilla y León se encuentra en Medina de Rioseco
Cyl dots mini

El primer centro de hidroterapia para mascotas en Castilla y León se encuentra en Medina de Rioseco

Irene Arranz, con uno de los perros dentro de la piscina.

La Clínica Veterinaria Rioseco ayuda a las mascotas a recuperarse de una operación o lesión gracias a la hidroterapia y a los masajes terapéuticos.

Puede que sea algo bastante desconocido para la mayor parte de la gente, pero al igual que en las personas, los animales también pueden sufrir algún problema muscular que necesita ser tratado por un profesional. Y aunque ahora el mundo de las mascotas está en auge, Leticia González ha sabido aprovecharlo y cubrir una parte del sector que aún estaba vacante en Castilla y León.

 

Por ello, hace tres años decidió incluir dos nuevos servicios en su Clínica Veterinaria Rioseco; fisioterapia y neurología. “Hay muy pocos centros en Castilla y León", arranca. "A nivel de neurología, hasta donde yo sé, solo estoy yo y en fisioterapia hay algún otro centro en otras provincias”, explica González.

 

Todo esto surgió por una cuestión personal. Leticia tenía un perro desde los siete años, pero cuando estaba estudiando la carrera le detectaron dos hernias discales. Tras llevarle al veterinario y desanimada, porque la única opción era la eutanasia, decidió investigar por su cuenta y descubrió la fisioterapia para perros.

 

No era tan conocido como hasta ahora, empecé a trabajar con él y alargué la esperanza de vida de mi perro dos años más con buena calidad de vida, hasta los 16”, comenta. Cuando empezó la terapia con su mascota, era incapaz de levantarse y gracias a los ejercicios consiguió que volviera a caminar. “Empecé a trabajar con los pocos recursos que tenía, le metía en el rio o en la piscina, hacíamos varios ejercicios que veía que le podían venir bien y trabajábamos todos los días”.

 

Tras ver esa mejora en su perro, años más tarde, y en su clínica, decidió tratar a mascotas con problemas no quirúrgicos o neurológicos, recién operados de una cirugía de trauma, paralíticos o tetrapléjicos. “Muchas veces nos llegan pacientes con mucho dolor, tanto mayores como jóvenes, y verles cómo evolucionan, cómo se recuperan y cómo te lo agradecen es una maravilla”, expresa Leticia.

 

TODO TIPO DE TRATAMIENTOS

“Hacemos masajes terapéuticos, estiramientos, ultrasonidos, crioterapia y luego tenemos un área exclusivo de hidroterapia”, sigue la especialista. En ella tiene dos servicios, una piscina y una cinta subacuática donde, al disminuir el peso del animal y al aprovechar todos los beneficios del agua, ayudan a iniciar la marcha de las mascotas. “La hidroterapia aporta muchos beneficios que no consigues con otras cosas porque hay pacientes que están paralíticos o tetrapléjicos que los metes en el agua y por el instinto natural empiezan a mover las patitas”, añade González.

 

Leticia y su equipo se sumergen con ellos en las piscinas para enseñarles a caminar desde cero, pero además mandan deberes a las familias para realizar en casa. “Si el propietario se implica la evolución es mucho más rápida”, manifiesta.

 

Como dice Leticia, “de la misma manera que nosotros vamos al fisio porque hay cosas que no arreglan las pastillas, pasa exactamente igual en los animales”. Es una terapia no invasiva, sin efectos secundarios que disminuye los analgésicos; y la mejora del animal depende mucho del caso, de la causa que haya provocado la lesión y, sobre todo, de la implicación del propietario.

 

Aunque parezca mentira, tienen mucha clientela de todos los lugares de Castilla y León. “Recibimos clientes de fuera de la zona que viene de muy lejos que se hacen igual una hora o así para venir a cada sesión”. Es que Leticia es una apasionada por el mundo de los animales, y trata a estos peludos como auténticos reyes, como en su Hotel Canino y Felino situado en Palazuelo de Vedija.