Cyl dots mini

El presupuesto de Simancas para 2019 reduce la presión fiscal sobre los vecinos

Las cuentas municipales, que superan los 4,5 millones de euros, incluyen inversiones para ampliar el centro de ocio de Entrepinos y efectuar actuaciones de seguridad en la fábrica de harinas

El presupuesto del Ayuntamiento de Simancas para el año 2019, que asciende a la cifra de 4.539.916 euros, garantizará la mejora de servicios públicos como la gestión integral del agua, el transporte de viajeros, al alumbrado, la limpieza viaria y la jardinería, entre otros, además de incluir una partida para la ampliación del centro de ocio de Entrepinos, que por la elevada afluencia de usuarios inscritos en las actividades requiere un mayor espacio.

 

Tras su presentación a los grupos políticos municipales el pasado día 26 de noviembre, el presupuesto, que será debatido esta tarde en el pleno municipal, recoge parte de las propuestas presentadas por los vecinos a lo largo de las siete reuniones celebradas durante los meses de octubre por el equipo de gobierno, en diferentes urbanizaciones y en el casco histórico, dentro de un planteamiento participativo.

 

Según ha destacado el alcalde, Alberto Plaza, quien ha apelado a la responsabilidad de los grupos políticos para que las cuentas municipales de 2019 salgan adelante, el presupuesto es “coherente y realista, para que el Ayuntamiento pueda cumplir sus compromisos y reducir la presión fiscal sobre los vecinos”.

 

Descenso de gastos financieros

 

Al respecto, cabe recordar que el impuesto de vehículos se reducirá un 15 por ciento el próximo ejercicio, en consonancia con medidas similares adoptadas en años anteriores, como la supresión de la tasa de vados, de instalación de nuevas empresas y de ocupación de vía pública por terrazas de bares. También es preciso destacar la disminución de gastos financieros, ya que no existe deuda con terceros al amortizar un préstamo bancario pendiente.

 

El presupuesto de 2019 continuará en la línea de mejora de funcionamiento de servicios públicos, entre los cuales figuran la depuración de aguas residuales tras la conexión de la red con la EDAR de Valladolid, lo que obliga firmar un nuevo convenio, y el transporte público prestado por la línea de AUVASA que une la capital con Simancas y Entrepinos. Así, el Ayuntamiento simanquino incrementará su aportación económica de 182.000 a 245.000 euros anuales.

 

Otras materias a la que el Consistorio dedica mayor atención en 2019 es el alumbrado público, al igual que en este año, consciente de las deficiencias registradas en diversas zonas del municipio por falta de conservación y obsolescencia de las instalaciones. En concreto, existe una partida de 125.000 euros a tal efecto, para espacios viarios y calles con infraestructuras en peores condiciones.

 

Merece la pena señalar que prosigue el plan de control de tráfico y seguridad vial implantado en 2018, con una inversión de unos 50.000 euros, que se traducirá en la instalación de cuatro cámaras añadidas a las dos ya existentes, para facilitar el trabajo eficiente de la Policía Municipal desde su centro de control.

 

Conciliación de vida laboral y familiar

 

Asimismo, queda garantizada la continuidad de la Escuela Municipal Infantil, como servicio básico para facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar, que en la actualidad atiende a diario a 22 niños de 0 a 3 años, con un nuevo modelo de gestión en el que las arcas municipales consignarán 89.000 euros, de los que habrán de detraerse las tasas abonadas por las familias, que este próximo año también se reducen.

 

Por otra parte, la gran demanda vecinal en actividades de ocio y deporte aconseja la ampliación del centro de Entrepinos, con la construcción de un nuevo edifico anejo al actual, diseñado para acoger la práctica de yoga, zumba, pilates, etc., con una inversión inicial de 150.000 euros.

 

Además, el Ayuntamiento prevé destinar en 2019 –de forma subsidiaria- la cantidad de 30.000 euros a actuaciones de seguridad y emergencia en la fábrica de harinas colindante con el río Pisuerga, edificio histórico de propiedad particular, ahora abandonado, con posterior recobro a sus titulares.

 

Por último, el presupuesto contempla la continuidad del nuevo contrato de conservación de parques y zonas verdes, así como mejoras urbanísticas en el camino de acceso a la urbanización Ribera del Duero y la calle Severo Ochoa, sufragadas con inversiones procedentes de las contribuciones especiales de propietarios.

 

El presupuesto del Ayuntamiento de Simancas para el año 2019, que asciende a la cifra de 4.539.916 euros, garantizará la mejora de servicios públicos como la gestión integral del agua, el transporte de viajeros, al alumbrado, la limpieza viaria y la jardinería, entre otros, además de incluir una partida para la ampliación del centro de ocio de Entrepinos, que por la elevada afluencia de usuarios inscritos en las actividades requiere un mayor espacio.

 

Tras su presentación a los grupos políticos municipales el pasado día 26 de noviembre, el presupuesto, que será debatido esta tarde en el pleno municipal, recoge parte de las propuestas presentadas por los vecinos a lo largo de las siete reuniones celebradas durante los meses de octubre por el equipo de gobierno, en diferentes urbanizaciones y en el casco histórico, dentro de un planteamiento participativo.

 

Según ha destacado el alcalde, Alberto Plaza, quien ha apelado a la responsabilidad de los grupos políticos para que las cuentas municipales de 2019 salgan adelante, el presupuesto es “coherente y realista, para que el Ayuntamiento pueda cumplir sus compromisos y reducir la presión fiscal sobre los vecinos”.

 

Asimismo, queda garantizada la continuidad de la Escuela Municipal Infantil, como servicio básico para facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar, que en la actualidad atiende a diario a 22 niños de 0 a 3 años, con un nuevo modelo de gestión en el que las arcas municipales consignarán 89.000 euros, de los que habrán de detraerse las tasas abonadas por las familias, que este próximo año también se reducen.

 

Por otra parte, la gran demanda vecinal en actividades de ocio y deporte aconseja la ampliación del centro de Entrepinos, con la construcción de un nuevo edifico anejo al actual, diseñado para acoger la práctica de yoga, zumba, pilates, etc., con una inversión inicial de 150.000 euros.

 

Además, el Ayuntamiento prevé destinar en 2019 –de forma subsidiaria- la cantidad de 30.000 euros a actuaciones de seguridad y emergencia en la fábrica de harinas colindante con el río Pisuerga, edificio histórico de propiedad particular, ahora abandonado, con posterior recobro a sus titulares.

 

Por último, el presupuesto contempla la continuidad del nuevo contrato de conservación de parques y zonas verdes, así como mejoras urbanísticas en el camino de acceso a la urbanización Ribera del Duero y la calle Severo Ochoa, sufragadas con inversiones procedentes de las contribuciones especiales de propietarios.