El presidente del Real Valladolid achaca el plante de Luis César a su representante

Miguel Ángel Gómez y Carlos Suárez, con Luis César en el día de su presentación. SERGIO SANZ

Carlos Suárez explicó lo sucedido con el ya exentrenador blanquivioleta, que no acudió a la rueda de prensa de su despedida y mantuvo esperando a la prensa durante una hora.

La movida tarde del martes en Zorrilla al fin tiene explicación. Si bien en ese mismo momento el Real Valladolid no supo dar los motivos del retraso de Luis César en la rueda de prensa de despedida, en la mañana de este miércoles el presidente del club, Carlos Suárez, dio su versión.

 

Aunque el máximo mandatario blanquivioleta reconoció que no se encontraba en el lugar, expresó que "la sensación" que le quedó es que el técnico "no tenía mayor problema". "Su representante hizo una propuesta de modificación y mandó un correo a las seis menos cuarto, cuando ya tenía que haberse producido. Creo que se ha equivocado", explicó.

 

Y es que la rueda de prensa estaba convocada para las 17:30 horas, pero el preparador gallego no apareció por allí. En el momento, desde el Real Valladolid mencionaron un tema de papeles, por lo que se retrasó. Después de estar una hora esperando, los periodistas allí presentes decidieron marcharse de Zorrilla, al considerarlo como "falta de respeto".

 

"Cuando se le comunica la decisión del club se le ofrece la posibilidad de despedirse. Quizá sus asesores preferían cambiar los planes diseñados y entendían que los documentos del finiquito tenían que firmarse antes, cuando ya no es obligatorio", expresó el director deportivo, Miguel Ángel Gómez.

Noticias relacionadas