El presidente de los Industriales del Mercado del Val asegura que "las ventas bajan un 50%" cuando se cierra el centro de la ciudad
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

El presidente de los Industriales del Mercado del Val asegura que "las ventas bajan un 50%" cuando se cierra el centro de la ciudad

Óscar Puente, María Sánchez y Felipe González, en uno de los puestos del Mercado del Val. AYTO. VALLADOLID

Felipe González lamentó la suspensión de la San Silvestre de Valladolid, pero explicó que el 30 de diciembre es "el segundo día más importante" de compras.

Los efectos de la San Silvestre siguen rondando por las calles de Valladolid. La suspensión de la prueba ha supuesto un alivio para los comerciantes del centro de la ciudad, ya que se encontraban atemorizados por el corte del centro en un día tan señalado como el 30 de diciembre.

 

De hecho, Felipe González, presidente de los Industriales del Mercado del Val, aseguró que es "el segundo día más importante" para las compras, después del previo a Nochebuena. "En los días que se corta el centro las ventas bajan un 50%", afirmó.

 

Eso sí, a pesar del alivio que ha supuesto la noticia de la suspensión para los comerciantes, González dejó claro que "nunca" han estado "en contra de que se realice". "Aportamos que se cambiara de fecha", apuntó. De hecho, mostró su incredulidad ante la negativa de la Federación de Atletismo a la variación para pasar la prueba al día de San Silvestre, el 31 de diciembre.

 

"Me consta que el alcalde ha hecho todo lo posible por cambiarla, pero se han obcecado. Es un poco...", dijo. El presidente insistió en el domingo como fecha alternativa porque a los comerciantes también les "gusta ir". Finalmente, Valladolid se quedará sin la prueba y el centro estará abierto el sábado 30 de diciembre por la mañana.

Noticias relacionadas