Cyl dots mini

El presidente de la Diputación de Valladolid apoya un 'plan extra' para ayudar a Pedrajas e Íscar

El presidente de la Diputación en su visita a negocios de Íscar y Pedrajas. DIP. VALLADOLID

Trasladará la propuesta al resto de grupos de la institución provincial para obtener el respaldo necesario.

El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, ha mostrado su apoyo a la petición de los regidores de Pedrajas e Íscar de acceder a un "plan extraordinario", a mayores del Plan de Choque de 13 millones habilitado para toda la provincia, con el fin de paliar los perjuicios económicos derivados de las dos últimas semanas de confinamiento por los brotes de la COVID-19 en ambos municipios.

 

El máximo responsable de la institución provincial, de visita hoy a ambas localidades, dos días después de que dejara de regir el confinamiento sufrido durante las dos últimas semanas, ha aprovechado para mostrar su solidaridad y apoyo a los vecinos y, al mismo tiempo, para escuchar de primera mano las principales demandas de sus alcaldes.

 

En este sentido, Conrado Íscar, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha defendido que "toca abrir un plan extraordinario" en el caso de estos dos municipios, con una dotación de fondos a mayores de los que la Diputación ha presupuestado con casi 13 millones para la totalidad de la provincia.

 

Y es que tras ese 'Plan de Choque', Íscar recuerda que la Diputación habilitó otro plan de contingencia por 1.800.000 euros "por lo que pudiera venir", de ahí su apoyo a la reivindicación "comprensible" de los dos regidores de Pedrajas e Íscar, Alfonso Romo y Luis María Martín, respectivamente, de incrementar el apoyo económico ante el gravé revés del último confinamiento que "ha hecho mella en el turismo, la hostelería, los autónomos y la industria" de estas dos localidades.

 

Íscar ha anunciado que trasladará la propuesta al resto de grupos de la Corporación provincial, si bien se ha mostrado convencido de obtener el respaldo necesario, aunque también espera que la situación no se extienda al resto de localidades de la provincia.

 

El máximo responsable de la Diputación de Valladolid ha elogiado el comportamiento de los vecinos de los dos municipios durante estos largos días de confinamiento, de los que ha destacado que "son un referente y un ejemplo de toda la provincia", al tiempo que ha hecho un llamamiento a la "responsabilidad" de todos para evitar la proliferación de brotes que pudieran llevar al confinamiento de otras zonas.

 

Por su parte, el alcalde de Pedrajas, Alfonso Romo, se ha felicitado por el esfuerzo de todos, que, como así ha incidido, ha permitido que en los últimos cuatro días no se haya registrado ningún nuevo positivo en las dos localidades, que llegaron a contabilizar más de 70, si bien, al igual que el anterior, ha apelado a la prudencia porque "el virus sigue entre nosotros".

 

"AGRAVIO COMPARATIVO" CON ARANDA

 

El regidor de Pedrajas ha confesado que lo más difícil ha sido explicar a los vecinos el por qué de las medidas y, sobre todo, encajar el "agravio comparativo" registrado con respecto a Aranda de Duero, en alusión a que los dos municipios vallisoletanos han sufrido 14 días de confinamiento mientras que en la villa arandina las dos semanas quedaron reducidas a once días por resolución judicial.

 

Superada la situación, con graves efectos en la hostelería, el turismo y el comercio, el alcalde confía en la vuelta a la normalidad, primero con la ya apertura realizada de parques y piscinas, así como de la atención presencial en dependencias municipales, y en un futuro cercano, a partir de septiembre, de la esperada reactivación de la actividad cultural y deportiva.

 

En la misma línea, su homólogo en Íscar, Luis María Martín, recuerda que la villa lleva ocho o diez días con el mismo número de contagiados, algo más de una treintena, y subraya que lo que toca ahora es reactivar la economía, tanto con las ayudas de la Diputación de Valladolid como con las propias puestas en marcha por el Ayuntamiento.

 

En el caso de las procedentes de la Diputación, el alcalde sostiene que se intentará recabar el mayor de los apoyos. "¡Por pedir que no quede, ya que Íscar es un municipio con mucho volumen de negocio!", sentencia.