El presidente de Acor defiende la permanencia de las cuatro azucareras de Castilla y León

Ha apostado por llegar a "acuerdos de maquila" para reforzar la eficiencia y evitar el "brutal impacto" del transporte en términos medioambientales.

El presidente de la Sociedad Cooperativa General Agropecuaria Acor, Justino Medrano, ha defendido la permanencia de las cuatro fábricas azucareras que hay en Castilla y León, las tres de Azucarera en La Bañeza (León), Toro (Zamora) y Miranda de Ebro (Burgos) y la de la cooperativa vallisoletana, y ha apostado por llegar a "acuerdos de maquila" para reforzar la eficiencia y evitar el "brutal impacto" del transporte en términos medioambientales.

 

"Para mantener el cultivo hay que ser sensatos", ha defendido el presidente de Acor convencido de que para poder crecer en términos de producción de azúcar en Castilla y León se necesitan "todas las fábricas" que hay en Castilla y León, un "reto", no obstante, que ha dejado en manos de Azucarera.

 

Medrano ha advertido de que la remolacha no puede estar en carretera "de un lado para otro" y, tras aclarar que a día de hoy no hay negociaciones con Azucarera, ha recordado que en Europa se entrega la remolacha en la fábrica más cercana con independencia de que se haya contratado con una empresa o con otra.

 

"No somos inteligentes", ha lamentado Justino Medrano, que ha asegurado que Acor "siempre está abierto a todo" desde el convencimiento de que un acuerdo de maquila con Azucarera, que, según ha reiterado, no existe a día de hoy, sería "positivo" para las dos molturadoras.

 

A modo de ejemplo, ha defendido que Azucarera tendría más tiempo de molturación, más trabajo y más eficacia y eficiencia en sus tres fábricas mientras que Acor tendría que asumir menores costes de transporte. "De momento no hay nada cerrado, si surgen problemas de campaña podría ser una solución", ha sentenciado Temprano partidario de "sentarse en la mesa" para hablar de cara al futuro.

Noticias relacionadas