El pregón de Fiestas de Valladolid será fresquito y... ¿pasado por agua?

Imagen del pregón del año pasado, con el grupo 'La Carraca' como protagonista. JUAN POSTIGO

La Agencia Estatal de Meteorología asegura que hay un porcentaje más o menos alto de lluvia para el viernes. Más allá de si cae agua o no, la realidad es que las temperaturas serán bajas.

El reloj ya ha comenzado la cuenta atrás. Este viernes, a la 20.30 horas, el grupo vallisoletano Celtas Cortos se encaramará a la terraza del Ayuntamiento para dar la bienvenida con su pregón a los miles de congregados en la Plaza Mayor de la ciudad. Pero, ¿con qué tiempo lo harán? Las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología no son precisamente buenas para el que será el pistoletazo oficial a diez días de festejos y diversión.

 

De hecho, el vaticinio del organismo estatal asegura que hay hasta un 40% de posibilidades de lluvia para el viernes, tónica que, de hecho, ya se está pudiendo comprobar estos días. A lo largo de la semana, hasta la llegada del viernes, los cielos estarán nublados en casi todo momento y el sol se dejará ver más bien poco.

 

La tendencia que comenzó este mismo domingo no ha hecho más que consolidarse. Cielos grises, mucha nube y algún que otro chaparrón ocasional para terminar de refrescar el ambiente. La duda es, ¿se dará la nada deseable circunstancia de que el agua empiece a caer del cielo justo cuando los chicos de Celtas Cortos empiecen su discurso? Solo el tiempo, valga la expresión, lo dirá.

 

Más allá de que termine por llover o no, lo que sí será una realidad será el frío ambiente que se vivirá en la Plaza Mayor. Y no por la cantidad de gente dispuesta a pasarlo bien que estará allí, sino por que lo que sí confirma con total certeza la AEMET es una caída de temperaturas ostensible y que obligará a los presentes a llevar algo de ropa de abrigo.

 

La Agencia se atreve a asegurar que, para este viernes, Valladolid tendrá una temperatura máxima de 23 grados y una mínima de 10. Teniendo en cuenta que el pregón tendrá lugar cuando el sol ya haya comenzado a ponerse, lo previsible es que el termómetro pueda quedarse para aquel entonces en un término medio.

 

Así las cosas, por enfrentarse a la situación que no sea. ¿Qué más da si toca ponerse alguna capa de más para vivir uno de los momentos más especiales del año en Valladolid? ¿Qué importa si toca tirar de paraguas? La ocasión, desde luego, lo merece.

Noticias relacionadas