El precio medio del alquiler en Valladolid alcanza ya los 613 euros, un 13,10% más que hace cinco años

La palma se la lleva Barcelona con un precio medio de 1.478 euros. En España el aumento en estos últimos cinco años es de 8,37%.

El precio de la vivienda de alquiler se increnetó en Valladolid desde el año 2012 en un 13,10 por ciento, según un estudio del buscador de vivienda Mitula. Enero suele empezar con incrementos de precio de los servicios básicos y con gastos familiares y domésticos que se multiplican, como el gas o la bombona de butano, que este año han experimentado importantes aumentos.

 

A ello habría que sumarle también el coste de la vivienda, que después de los años de la crisis, ha vuelto a la senda alcista. Tanto que, según un estudio del buscador de vivienda Mitula, el coste del alquiler se ha incrementado un 13,10% en Valladolid en los últimos cinco años, mientras que en ciudades como Barcelona lo habría hecho en más de un 60%.

 

Así, el precio del alquiler medio en la capital vallisoletana era en 2012 de unos 542 euros, una cifra que ha ido creciendo de forma sostenida durante el último lustro. En enero del 2017 un alquiler en la ciudad cuesta ya, de media, 613 euros, lo que supone un 13,10% más que hace cinco años, cuando la salida de la crisis era todavía muy incipiente.

 

Esta tendencia no es, sin embargo, exclusiva de Valladolid, ya que en toda España los precios han crecido de media un 8,37% en el mismo periodo. Sin embargo, las cifras se disparan en las grandes capitales. Madrid ha experimentado un aumento de precio de los alquileres de casi el 20% (19,85%), mientras que otras ciudades, como Barcelona o Palma han visto como el precio de sus viviendas de alquiler se disparaba de forma todavía más marcada. En el caso de la capital catalana, por ejemplo, se ha pasado de 892 euros de media en enero de 2012 a 1.478 en enero de 2017, lo que supone un incremento del 65,70% en estos cinco años.

 

También Palma ha visto como sus alquileres se disparaban. Un piso arrendado en la capital balear costaba en 2012 alrededor de 700 euros de media. Hoy, cinco años más tarde, las mismas viviendas rozan los 1.000 euros (986), según cifras de Mitula.

 

Pero el precio de la vivienda no es el único gasto que las familias españolas verán incrementado durante este inicio de año. El gas natural se incrementará un 3,50% respecto al trimestre anterior y la bombona de butano, cuyo precio se revisará a finales de mes, también verá aumentado su coste con un incremento del 4,50%. La electricidad, uno de los grandes caballos de batalla en muchos hogares, no aumentará este enero, puesto que ya lo hizo a finales del año pasado.

 

Además, los que tengan un piso o una casa en propiedad pueden ver también incrementada la cuantía del IBI. El Impuesto de Bienes Inmuebles se revisará en 2017 en 2.450 municipios españoles. Una revisión que, en muchos casos, acabará con alzas en el precio que se pagaba actualmente. Es el caso, por ejemplo, de ciudades como Badajoz (que no revisaba desde 1996) o Valencia (que lo hizo en 1998), entre otros.

 

Incrementos que tendrán un impacto considerable en muchas economías domésticas y que en algunos casos supondrán estrecharse un poco más el cinturón durante este 2017 que acaba de empezar.