El PP ve "divergencias" entre el PSOE y sus socios de Gobierno en el Ayuntamiento de Valladolid para aprobar el presupuesto

El presidente del PP en el Ayuntamiento, José Antonio Martínez Bermejo, en rueda de prensa.

El portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Valladolid, Antonio Martínez Bermejo, ha considerado este viernes que "queda claro" que "existe divergencia" entre el equipo de Gobierno municipal y sus "socios" de Sí Se Puede, así como "problemas de legalidad" para la aprobación del Presupuesto del año 2018.

 

En declaraciones a los medios de comunicación tras conocerse que el concejal de Hacienda, Antonio Gato, ha mantenido reuniones con la portavoz de Sí Se Puede, Charo Chávez, y el interventor municipal, Rafael Salgado, el concejal del PP ha lamentado el retraso "de tres o cuatro semanas más" para la aprobación del Presupuesto.

 

"Queda claro que lo que decíamos el Grupo Municipal Popular era cierto, existe divergencia con sus socios y problemas de legalidad en algunas de las decisiones que han tomado, sobre todo en lo referido a la inclusión de 21,6 millones de euros para la venta de parcelas", ha explicado Martínez Bermejo.

 

En este sentido, el edil 'popular' ha recalcado que "tal y como está el mercado" sería "impensable" que se puedan vender todas esas parcelas, por lo que ha acusado al equipo de Gobierno de "tomar el pelo a los ciudadanos".

 

"Si se lo hubiesen tomado en serio desde el primer momento no estaríamos lamentándonos en este momento de algo que es malo para los vecinos y para la ciudad", ha aseverado el edil, quien ha reprochado que el equipo de Gobierno quiso "edulcorar y añadir datos que no eran reales" al Ayuntamiento con ese incremento de los ingresos, algo que ha considerado como un "movimiento pensado para las elecciones de 2019" y que "ha salido mal", pues cree que tendrán que rectificar.

 

En todo caso, aunque ha confiado en que el equipo de Gobierno tenga "cuanto antes" el informe del interventor, Martínez Bermejo ha lamentado que el retraso en la aprobación del Presupuesto es negativo "para la ciudad" porque, por un lado, "se retrasan inversiones que son necesarias", como el paso subterráneo para peatones en la plaza de Rafael Cano o la reforma de la barriada 29 de octubre.

 

Además, ha incidido en que se van a "perder meses" de gestión municipal como consecuencia de este retraso y ha advertido de que "muchas entidades, asociaciones y familias" necesitan las aportaciones del Ayuntamiento para su funcionamiento.

Noticias relacionadas