El PP Municipal pide la urgente convocatoria de la Junta de Seguridad ante los robos de los últimos días en Valladolid

Los Populares consideran que existe una preocupante falta coordinación entre el gobierno municipal y la Subdelegación del Gobierno en Valladolid.

El grupo municipal Popular, a través de su portavoz Antonio Martínez Bermejo, pide al gobierno municipal que promueva una reunión urgente de la Junta de Seguridad de Valladolid ante los últimos datos de robos, fundamentalmente en viviendas y negocios, que se están padeciendo en la ciudad.

 

Los Populares consideran que el problema estriba en una preocupante falta de coordinación entre el gobierno municipal de Puente y la Subdelegación del Gobierno. Según Bermejo “Valladolid es una ciudad segura a nivel nacional gracias a la profesionalidad de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local y que siempre ha sido un ejemplo a nivel nacional de coordinación entre ambos cuerpos policiales. Esa colaboración debe mantenerse en favor de la seguridad de los vecinos”.

 

El PP municipal considera que los problemas se generan entre Puente y la Subdelegación del Gobierno de España en Valladolid  “entre los que no existe una línea de colaboración definida que debe corregirse inmediatamente con la convocatoria urgente de una Junta de Seguridad”.

 

Para Bermejo “Valladolid sigue siendo una ciudad con un buen nivel de seguridad pero conviene no dormirse en los laureles. Los últimos datos de robos marcan una tendencia que debe atajarse de forma eficiente lo antes posible”. Además, asegura, que muchos comerciantes y vecinos de barrios como  la Rubia, Pinar de Jalón, Covaresa, Parquesol, Fuente Berrocal entre otros, ya se han dirigido al grupo Popular pidiendo que se haga algo después de los últimos robos que se han producido. “Es el momento de coordinarse y tomar medidas antes de que tengamos que lamentar una situación peor” manifiesta el portavoz.

 

Por todo ello, el grupo municipal Popular pide la convocatoria urgente de la Junta de Seguridad para que se promueva la ahora casi inexistente coordinación entre el gobierno municipal de Puente y la Subdelegación y se adopten medidas que eviten que la seguridad de Valladolid empeore.