El PP denuncia la “gran mentira del tripartito municipal de Óscar Puente” por la gestión del agua en Valladolid

Martínez Bermejo denuncia la mala gestión del EPEL. LARA COLÁS

Martínez Bermejo hace un análisis de los defectos del EPEL y quiere que su eficiencia sea valorada por una auditoría externa.

Un año después de la “remunicipalización” del agua de Valladolid, el Grupo Municipal Popular quiere poner en conocimiento de los ciudadanos los “defectos y mentiras” por parte del Ayuntamiento respecto al trabajo realizado por el EPEL AQUAVALL. El portavoz del PP en Valladolid, Martínez Bermejo, asegura que es un “suicidio de gestión pública” por parte del Gobierno municipal.

 

La falta de inversión en la gestión directa, la reprivatización encubierta y la facturación errónea e ineficiente son algunas de las razones que ha dado Antonio Martínez Bermejo para solicitar a Óscar Puente que sea una auditoría externa independiente la que analice y valore la eficiencia del EPEL AQUAVALL.

 

Antes del 1 de julio de 2017, el agua de Valladolid estaba considerada como la más barata y de mayor calidad de las gestionadas en España. Según el portavoz del Grupo Municipal Popular, “corremos el peligro de ir perdiendo posiciones por el aumento de costes, el incremento de precios, el deterioro de la red de abastecimiento y los problemas de facturación”.

 

El proyecto de crear un sistema de gestión directa por el EPEL AQUAVALL, por decisión del gobierno de Óscar Puente, está “abocada al fracaso” y “se ha basado en una mentira: dieron a entender que el agua era pública”, asegura Martínez Bermejo.

Noticias relacionadas