Cyl dots mini

El PP de Valladolid reclama el cese de Sánchez y la dimisión de Puente si no dan explicaciones ''urgentes'' sobre el caso Nevasa

Jesús Enríquez, Antonio Martínez Bermejo y Mercedes Cantalapiedra. EDUARDO MONGIL

El grupo popular considera que es una ''vileza que echen la culpa'' al gerente de la sociedad y pide que la concejala de Medio Ambiente y el alcalde asuman su responsabilidad por las ''evidencias de irregularidad'' en el proceso de adjudicación del contrato de las flores para los cementerios.

Lejos de calmarse la polémica, el caso Nevasa suma un nuevo capítulo en su serie. Después de que la concejala María Sánchez anunciase ayer que planteará el despido de Jesús Burgos, gerente de la sociedad público-privada, el grupo municipal del PP ha mostrado su malestar con la medida, y la califican de un mero parapeto y cortafuegos. En palabras de su portavoz, José Antonio Martínez Bermejo, la decisión de Sánchez es una ''vileza'' efectuada con el mero objetivo de ''eludir su responsabilidad y no dar explicaciones''.

 

Según Bermejo, existen ''evidencias de irregularidades que deben ser explicadas de manera urgente y, si no es así, solicitaremos el cese de la concejala María Sánchez y la dimisión del señor Puente''. El portavoz popular aseguró además que su grupo ha denunciado desde hace tiempo los detalles del procedimiento de adjudicación, los cuales entienden que son susceptibles de teñir de imparcialidad los procesos.

 

Desde el PP deslizan que en junio de 2018 ya advirtieron al Ayuntamiento de que con las nuevas condiciones para la licitación de contratos de Nevasa se ''expropiaba cualquier facultad'' del Consejo de Administración de la sociedad a la hora de redactar los pliegues para los concursos, ya que, en su opinión, se le otorga todo el poder al gerente. No obstante, los populares aseguran que, aunque no lo pueden demostrar, tienen sospechas de que Burgos no ha sido el responsable último de las decisiones, y apuntan a los miembros del Gobierno municipal, algo que de poder ser demostrado les llevaría a acudir ''inmediatamente a la Fiscalía''.

 

Los recelos del primer partido de la oposición surgen de lo que consideran un proceso en el que desde el minuto uno se sabía quién iba a ser la empresa adjudicataria. Los motivos que señalan son la forma de contratación y la falta de publicidad del sistema, lo que según el portavoz adjunto del PP en el Consistorio, y representante del PP en el Consejo de la sociedad, Jesús Enríquez, ha provocado  una ''falta de concurrencia de ofertas, y ha puesto muy difícil que el resto de empresas ganasen el concurso''.

 

Para Bermejo resulta extraño que en otros procesos de licitación se produzcan retrasos y en éste, que había sido anulado una primera vez, se haya tardado alrededor de un mes. ''Cuando la abuelita quiere es muy fácil hacer chapuzas de este tipo'', añadió el portavoz, que también se preguntó por qué no cesaron al gerente tras la primera licitación y ''¿qué tipo de interés tiene el gerente en que salga siempre la misma empresa?''  Bermejo recordó también que ‘Mary Floristas’ es propiedad de la familia de Ignacio Herrán, ex jefe de gabinete del alcalde Puente, aunque matizó que no tiene ''absolutamente nada en contra de esa ni de ninguna otra empresa''.

 

El portavoz dijo que el caso Nevasa es una especie de drama en dos actos, en relación a la anterior anulación del proceso, y aseguró que si el PP llega a la alcaldía no se comerán ''la patata caliente del contrato'', que calificó como ''póstumo, y más precisamente en este asunto'', en una alegoría de un posible fin de mandato de Puente.

 

Noticias relacionadas