El PP de Valladolid reclama al alcalde el cese del concejal Antonio Gato por el caso de la contratación de su cuñada

Antonio Martínez Bermejo habla con Antonio Gato. AYUNTAMIENTO

Óscar Puente deberá responder a la solicitud de los 'populares' sobre el procedimiento sancionador al edil por los hechos ocurrido en 2015.

El Procurador del Común ha reclamado al alcalde de Valladolid que dicte la resolución motivada sobre la solicitud formulada por el Grupo Municipal Popular para la incoación de procedimiento sancionador contra el concejal de Hacienda y Promoción Económica, Antonio Gato, y, en su caso, acuerde el inicio de un expediente por no abstenerse de la firma del contrato de su cuñada como asesora para el proceso de cambio de gestión del agua.

 

El portavoz del Grupo Municipal Popular, Antonio Martínez Bermejo, ha ofrecido una rueda de prensa este miércoles para informar sobre esta resolución del Procurador del Común emitida a causa de la queja que presentó el PP municipal en octubre de 2017.

 

El defensor del pueblo castellanoleonés, Javier Amoedo, ha enviado una reclamación al regidor vallisoletano, con fecha de 19 de abril, en la que señala que debe dictar resolución motivada sobre la solicitud de incoación de procedimiento sancionador contra el edil socialista Antonio Gato por no respetar el deber de abstención en el proceso de contratación de su cuñada en enero de 2016 como economista para el estudio de las alternativas para la gestión del agua.

 

El Procurador reclama a Puente que, a partir de las informaciones previas practicadas exprese los motivos que fundamenten su denegación, "siempre que resulte acreditada la inexistencia de indicios de infracción administrativa prevista en la Ley de Transparencia y Buen Gobierno". En caso de apreciarse algún indicio de infracción administrativa podría acordar el inicio de un expediente sancionador.

 

El PP vallisoletano ha valorado que el Procurador del Común dé la razón a su Grupo y ha reclamado a Puente el cese de Antonio Gato "una vez se resolviera" el expediente sancionador al tiempo que ha advertido de que, de no hacerlo, "puede suponer que el alcalde es cómplice de una infracción importantísima de la Ley de Transparencia y Buen Gobierno".

 

Los 'populares' consideran que "Gato se equivocó de manera rotunda y no es más que nadie para que Puente le mantenga en un puesto donde no supo o no quiso cumplir la ley".

 

De hecho, el edil del PP ha añadido que, "en el caso que corresponda" se plantearían acudir a la Justicia ordinaria, algo que ha dado por seguro en el caso de que el primer edil ni siquiera responda a la solicitud procedimiento sancionador, tal y como le reclama el Procurador del Común.

 

El asunto comienza en noviembre de 2015, cuando el Ayuntamiento inició la contratación por obra y servicio de tres profesionales para el estudio de las alternativas de la gestión del agua en Valladolid. El día 1 de diciembre se publicó la fecha de realización de las pruebas, y el examen fue al día siguiente, mientras que el 3 de diciembre se procedió a la lectura de los ejercicios realizados.

 

El PP ha reiterado su "sorpresa" por la rapidez en los plazos del proceso, ya que, sólo tres días después del inicio del proceso, el 4 de diciembre se publicaron los resultados con los nombres de los tres candidatos elegidos y "sin que nadie externo pudiera participar".

 

El 7 de enero de 2016 el concejal de Hacienda firmó el Decreto 424 nombrando a los tres candidatos elegidos, entre los que figura su cuñada.

 

El día 30 de junio de ese año, el medio digital 'Último Cero' publicó la información de que el edil había firmado el contrato y nombramiento de su cuñada para un puesto público de trabajo en el ayuntamiento, con lo que incumplía la normativa de incompatibilidad para adoptar dicha resolución. El propio Gato reconocía en esa información que tuvo conocimiento de que su cuñada se presentaba para la plaza "un mes y seis días" antes de esa firma y antes de la celebración del proceso selectivo.

 

El propio Puente reconoció ante los medios unos días después, según el PP, que Gato debería haberse abstenido de la firma del nombramiento de su cuñada.

 

El PP municipal presentó a Puente como superior jerárquico de Gato, varios escritos el 7 y el 14 de julio de 2016 en los que solicitaba la apertura de un expediente sancionador al concejal de Hacienda por infracción grave de las normas contenidas en la Ley de Transparencia y Buen Gobierno por incumplimiento del deber de abstención, "sin que Puente en su condición de alcalde apreciara infracción ninguna". Dicha denuncia fue reiterada en varias ocasiones con el mismo "caso omiso" por parte de Puente.

 

SÍ QUE SE ABSTUVO PARA PRORROGAR EL CONTRATO

 

Sin embargo, el portavoz 'popular' ha recalcado que el 26 de junio de 2017 Puente dictó una resolución en la que aceptaba la abstención del concejal de Hacienda para la firma de la prórroga del contrato por obra y servicio de su cuñada, para lo que se delegó la competencia a la edil de Educación, con lo que Martínez Bermejo considera que se demuestra de manera "tácita" el error en la firma por parte de Antonio Gato del contrato de su cuñada.

 

Tras la puesta en conocimiento de la denuncia a distintos órganos nacionales y autonómicos competentes en materia de transparencia, los 'populares' presentaron queja al Procurador del Común en octubre de 2017 que es la que ahora ha sido resuelta en el sentido indicado.

 

El PP ha añadido que "sólo cuando el Procurador del Común aceptó la queja de los Populares se les facilitó la consulta del expediente muchos meses después". Sin embargo, han criticado, Puente "nunca facilitó el acceso a documentación de las pruebas realizadas lo cual, además de generar sospechas, es un nuevo incumplimiento de la Ley de Transparencia".

Noticias relacionadas