El PP de Valladolid pide a Puente que se disculpe por acusarles de "sucia y nefasta oposición"

FOTO: Juan Pascual.

Los 'populares' consideran que este es el cuarto varapalo judicial que recibe Puente durante sus tres años de mandato.

El 'caso Gato' sigue coleando después de la festividad de Todos los Santos. El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Valladolid asegura que el alcalde, Óscar Puente, "debería pedir disculpas" por llamarles "sucia y nefasta oposición" hace un mes. Lo ha recordado el presidente del grupo 'popular', José Antonio Martínez Bermejo, quien ha recordado que el regidor también espetó a los concejales del PP que estaban "condenados al ostracismo político".

 

Unas declaraciones desencadenadas después de que el miércoles la Sección nº 2 de la Audiencia Provincial emitiese un Auto en el que revocaba parcialmente el sobreseimiento libre de la denuncia que los 'populares' presentaron contra el alcalde por no incoar expediente al concejal Antonio Gato, después de que firmase el contrato de su cuñada, que fue empleada por el área de Medio Ambiente.

 

Martínez Bermejo ha recordado que este auto significa que "Puente tiene que iniciar el expediente disciplinario a Gato" por no abstenerse en la firma de dicho contrato, "algo que el PP municipial lleva pidiendo desde julio de 2016". Un expediente que Puente se ha negado a abrir durante estos tres años, alegando que no se había cometido ninguna infracción, hecho que también es refutado según los populares, ya que "la Audiencia deja claro que Gato presuntamente ha cometido la infracción grave de no abstenerse indicada en la Ley de Transparencia y Buen Gobierno de 2013".

 

VARAPALO JUDICIAL

 

Martínez Bermejo ha señalado que este es el "tercer varapalo a Puente desde la Administración de Justicia", después de las dos sentencias que declararon inconstitucional por discriminatorio el trato dado "a la oposición democrátiva municipal". "Sería el cuarto capón -apostillaba Bermejo- de los jueces a Puente si se incluye la absolución de Javier León, Alfredo Blanco y Manuel Sánchez en el caso de las Comfort Letter, que él mismo instó con especial virulencia".

 

Por último el líder municipal de los populares ha recordado que la "actitud pasiva" de Puente de inicial el expediente a Gato "pudiera incurrir en un delito de prevaricación por omisión", y que todas las actuaciones y justificaciones de Puente y sus servicios jurídicos han sido calificadas por la Audiencia de "desenfoque de la cuestión de fondo planteada".

Noticias relacionadas