El PP de Valladolid destaca las "dificultades" a las que ha sometido el "gobierno tripartito" a los comerciantes del Mercado del Val

Jesús Enríquez y Antonio Martínez Bermejo, del PP Valladolid. A.MINGUEZA

Además, aseguran que el centro tiene un "número importante" de puestos de venta cerrados y tampoco dispone de restaurante.

El PP ha lamentado las "dificultades" a las que los comerciantes del Mercado del Val (Valladolid) se han tenido que enfrentar durante este primer año y de las que ha responsabilizado al "gobierno tripartito" del Ayuntamiento.

 

En un comunicado remitido a Europa Press, los 'populares' centran sus críticas en la inexistencia del parking, puestos de venta cerrados, fallo en refrigeración y agua caliente y en el desmontaje del mercado provisional. "Las denuncias en contra del parking subterráneo previsto en el mercado presentadas por grupos ecologistas cercanos al actual gobierno tripartito municipal, han sido un lastre desde el inicio de la actividad del mercado, que se ha visto agravado por la reducción de plazas de aparcamiento en su proximidad", señalan desde la formación del PP.

 

Además, aseguran que el mercado tiene un "número importante" de puestos de venta cerrados y tampoco dispone de restaurante. "Estas carencias demuestran la escasa capacidad e inoperancia de Puente y su concejala de Medio Ambiente para atraer más actividad al mercado", aseveran en el comunicado.

 

También denuncian que han sido "muchos los días" que los industriales han tenido que trabajar sin refrigeración ni agua caliente sanitaria, por "evidentes defectos" en la construcción y puestas en marcha de esas instalaciones municipales, además de criticar las "múltiples denuncias e impagos" al mercado por parte de la empresa constructora y a su vez encargada de la explotación del supermercado a "consecuencia de la mala gestión y los errores del gobierno tripartito municipal de Puente".

 

A todos estos problemas, se suma la "falta del cumplimiento" del desmontaje de la nave provisional ubicada en el Parque del Poniente, denunciada en su momento por las asociaciones ecologistas "cercanas" al tripartito municipal. "Una situación de ilegalidad que también cumple un año", han asegurado.

 

En este punto, desde el PP critican que la rapidez que adopta en las decisiones de "cierre del centro urbano y que disgustan al comercio", no tienen "la misma velocidad" en el desmontaje de la nave provisional, que lleva 365 días en situación ilegal. "Una decisión que está privando desde hace un año a los vecinos de Valladolid del disfrute de uno de sus parques emblemáticos", concluye el comunicado.