El PP de Valladolid denuncia que la calle Padre Llanos sigue cortada desde el pasado 28 de octubre

Avería agua (Foto: Archivo)

Después de que reventara una tubería de fibrocemento de la red de abastecimiento de agua en dicha vía del barrio vallisoletano de Parquesol.

El Grupo Municipal Popular ha denunciado que la calle Padre Llanos lleva cortada desde que el pasado 28 de octubre reventara una tubería de fibrocemento de la red de abastecimiento de agua.

 

En un comunicado, remitido a Europa Press, los 'populares' insiste que el Ente Público Empresarial Local (EPEL) que administra el servicio del agua en Valladolid, Aquavall, "no gestiona las averías de la forma más eficiente posible", capítulo que motivó, junto con las inversiones, la remunicipalización del servicio.

 

El pasado 28 de octubre un reventón de una tubería de fibrocemento de la red de abastecimiento de agua, a la altura del número 12 de la calle Padre Llanos, y un fallo casi simultáneo en el sistema de bombeo provocaron durante diez horas el corte de suministro a miles de usuarios de Parquesol.

 

El aviso de corte se produjo pasadas las 08.00 horas y no fue el único contratiempo, recuerdan desde filas 'populares', para los vecinos, ya que la Policía Municipal, desplazada al lugar, tuvo que cerrar uno de los dos carriles de Padre Llanos por la acumulación de agua en el asfalto y por el dispositivo de reparación de la avería, de tal forma que solo permitió el paso a vehículos con acreditación de vado.

 

"Y el problema es que, a día de hoy, todavía sigue cerrada al tráfico esta vía de comunicación, lo que provoca molestias a los vecinos en sus desplazamientos", continúan.

 

La tardanza en la reparación de las averías propició que decenas de usuarios hicieran constar su malestar en el twitter de Aquavall por la "falta de información".

 

Se da también la circunstancia, recuerda el PP, de que el pasado 28 de junio el reventón de otra tubería de fibrocemento en la confluencia de las calles Juan de Valladolid y Hernando de Acuña, también en Parquesol, dejó aquel día sin abastecimiento durante más de doce horas a 900 abonados de este barrio.

 

Y que cincuenta días antes, el 8 de mayo, una fuga en una tubería en la calle Mateo Seoane Sobral obligó a cortar el suministro. El corte afectó a la citada calle entera y a Amadeo Arias desde Manuel Silvela hasta Adolfo Miaja con 900 personas afectadas.

 

"Desde el Grupo Municipal Popular se pide que los vecinos estén informados en todo momento y una gestión más eficaz de las averías y su posterior reparación, para generar las menores molestias posibles a los usuarios del servicio", continúan para exigir que se abra "de manera inmediata al tráfico" la calle Padre Llanos, ya que "bastantes perjuicios sufrieron con la avería y la falta de suministro".