El PP de Valladolid denuncia la “irregularidad” en la subida salarial a una dirigente provincial socialista

Martínez Bermejo denuncia las "irregularidades" en la subida de sueldo a una dirigente socialista. LARA COLÁS

Los populares valoran solicitar una convocatoria extraordinaria de un Consejo de Administración de VIVA donde tratar el tema de manera monográfica.

El "tripartito municipal", a través de su teniente de alcalde Manuel Saravia, realizó un acto de mediación en el Servicio Regional de Laborales, SERLA, en el que se ha acordado una subida de sueldo a una trabajadora de VIVA, asegura el PP de Valladolid. La beneficiaria, Ana Isabel Casado Ruidrejo, es “una dirigente del Partido Socialista en Valladolid”, sostiene Martínez Bermejo, portavoz popular en el Ayuntamiento de Valladolid.

 

El grupo popular solicitó en el Consejo de Administración del lunes, 27 de agosto, la anulación de la decisión por irregularidades. Ha sido este martes cuando se ha conocido que “Saravia, sin tener atribuciones para hacerlo, tomo una decisión que afecta a dos trabajadoras de VIVA” y que una de las cuales “es miembro de la Comisión Ejecutiva provincial, al ostentar la Secretaría de Política Social y Vivienda del Partido Socialista”.

 

Según Martínez Bermejo, “Saravia ha decidido volver a realizar un acto de favoritismo”. Ha añadido que “éste es el enésimo acto de proselitismo de Puente y su equipo y se une a otros como la contratación de su cuñada por parte del concejal Gato, el intento de contratar a una periodista de confianza en la Agencia de Inversiones o duplicar el personal eventual de confianza”.

 

Los populares consideran que la subida de sueldo de la dirigente socialista es “arbitraria”, por su falta de precedentes y procedimiento, y “discriminatoria” respecto al resto de trabajadores municipales. El portavoz del PP asegura que “los demás no tienen ninguna subida salarial fuera de las señaladas legalmente y si quieren que el Ayuntamiento atienda sus peticiones tienen que acudir a los juzgados y gastar su tiempo y dinero”.

 

El PP de Valladolid está valorando solicitar una convocatoria extraordinaria del Consejo de Administración para tratar el asunto monográficamente y acordar una solución respetuosa con las leyes. Los populares esperan que “una decisión irregular como ésta no derive en reiteradas propuestas de arbitraje y mediación de todos los trabajadores municipales que se han visto agraviados por esta cacicada”. Añaden que “por desgracia, Puente y Saravia les han enseñado el camino”.

 

PUENTE RESTA IMPORTANCIA

 

Por su parte, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha restado importancia a la acusación del grupo municipal 'popular', que denunció que "casualmente" una de ellas, Ana Isabel Casado, es miembro de la ejecutiva provincial del PSOE y, además, pareja del que ocupó el número once de la candidatura del PSOE en las últimas Elecciones Municipales de 2015, Marcial Barba.

 

Sin embargo, el regidor ha recordado que ambas empleadas trabajaban en la empresa tiempo antes de que él llegase a ser alcalde y ha restado importancia a las acusaciones de Martínez Bermejo por tratarse de las "preocupaciones habituales del PP en la oposición".

Noticias relacionadas