Cyl dots mini

El PP de Valladolid considera que Puente ha hecho "más por el soterramiento de Murcia que por el de Valladolid"

José Antonio Martínez Bermejo charla con Óscar Puente el día de su toma de posesión. A. MINGUEZA

Los 'populares' han responsabilizado al alcalde vallisoletano de haber renunciado al soterramiento del tren en Valladolid, lo que ha permitido un ahorro de casi 300 millones de euros con los que el Ministerio de Fomento enterrará ahora las vías en el trazado urbano en la ciudad de Murcia.

El Grupo Popular en el Ayuntamiento de Valladolid ha instado al alcalde de la ciudad, el socialista Óscar Puente, a no firmar el nuevo convenio "anti-soterramiento" y ha abogado por seguir negociando con ADIF para que se entierren las vías en el trazado de la ciudad.

 

Además, los 'populares' han responsabilizado al alcalde vallisoletano de haber renunciado al soterramiento del tren en Valladolid lo que ha permitido un ahorro de casi 300 millones de euros con los que el Ministerio de Fomento enterrará ahora las vías en el trazado urbano en la ciudad de Murcia, "incluyendo la estación de trenes".

 

En un comunicado de prensa recogido por Europa Press, el Grupo Municipal Popular ha considerado que el nuevo anunció del Ministerio es a consecuencia de la "renuncia" del equipo de Gobierno de Valladolid liderado por Puente en la operación que permitiría el soterramiento en la ciudad del Pisuerga.

 

"Con la renuncia de Puente, ADIF se ahorra cerca de 300 millones que deriva a Murcia, donde su Ayuntamiento está defendiendo intensamente el soterramiento", han continuado los 'populares' que han acusado al alcalde de haberse "rendido tan rápido" y "sin contar con los ciudadanos de Valladolid". Para el PP, con su decisión, Puente "ha hecho más por el soterramiento de Murcia que por el de Valladolid".

 

Por ello, el Grupo Municipal Popular ha pedido a Puente que pare los trámites que llevarían a la firma del "convenio anti-soterramiento" y retome las negociaciones "con intensidad" y, "sobre todo, con la fuerza que le daría el hacer lo que quieren los vecinos de Valladolid". "No hacerlo sería un error histórico imperdonable y un desprecio a los vecinos de la ciudad", han advertido desde el principal grupo en la oposición.

Noticias relacionadas