El PP de Pollos estudia denunciar la gestión del alcalde ante los “continuos reparos e informes de secretaría-intervención”

El Ayuntamiento de Pollos

El grupo señala que la deuda del Ayuntamiento ha ido creciendo “por la desastrosa gestión del equipo de gobierno socialista”, mientras que el regidor se muestra “muy tranquilo”.

El Grupo Municipal Popular de Pollos se plantea denunciar la gestión del alcalde a la Fiscalía y al Consejo de Cuentas ante los “continuos reparos e informes de secretaría-intervención”, una situación sobre la que el regidor, Javier García, se encuentra “muy tranquilo”.

 

El PP denuncia que la deuda “no ha hecho más que crecer por la desastrosa gestión del equipo de gobierno socialista”. “Pese a todo, cuando en la mayoría de los pueblos el alcalde no cobra nada, incluso con mucha mayor población que el nuestro y con las cuentas saneadas, ha decidido subirse el sueldo, que a nuestro entender ya era alto”, expresan.

 

“En 2018 ya cobró 5.268,15 euros de las arcas municipales, que, con la seguridad social, supone un gasto superior a los 7.000 euros. No contento con esa cantidad, a todas luces desorbitada y máxime viendo la nefasta gestión realizada y la situación económica en la que se encuentra el Ayuntamiento, aprueban un sueldo de 12.600 euros al año para el alcalde. Este, añadido al costo de la seguridad social, alcanza 17.500 euros al año de coste efectivo para el Ayuntamiento de Pollos, la nada despreciable cantidad de 70.000 euros en esta legislatura, con la única obligación de permanencia efectiva en el Ayuntamiento de 5 horas a la semana”, relata el comunicado.

 

 

El partido señala que el Ayuntamiento cuenta con “reparos” y uno de ellos

“afecta a la contratación de las actuaciones musicales de las fiestas patronales de esta localidad”. “Por importe de 18.150 euros, fue ejecutado por un importe superior y, en consecuencia, fuera de los límites del contrato menor, debiendo haber sido adjudicado por alguno de los procedimientos ordinarios, abierto o negociado, previstos en la Ley de Contratos del Sector Público. Al propio tiempo, la adjudicación se efectuó sin la debida consignación presupuestaria”, apuntan.

 

También alude al incumplimiento de la Ley de Estabilidad de 2012, que estableció medidas para "erradicar" la morosidad en el sector público y que obliga a los ayuntamientos a pagar a sus proveedores en un plazo de 30 días, ya que el periodo medio de pago es de más de 150 días. El Ayuntamiento de Pollos tiene a fecha de hoy en torno a 200.000 euros pendientes de pago en facturas a proveedores y entidades, además de tener contraídos 85.000 en préstamos, siendo el presupuesto municipal de gastos de 398.500”, explica.

 

Respecto a ello, el PP apunta que, de los 200.000 euros pendientes de pago, 106.698 corresponden “a la cuenta 413 ‘Acreedores por operaciones pendientes de aplicar a presupuesto’, que recoge las obligaciones derivadas de gastos realizados o bienes y servicios”.

 

“El alcalde está realizando una gestión desastrosa de los recursos del mismo, dedicando desde hace 8 años en los que está al frente del equipo de gobierno más del 20% del presupuesto total a las fiestas patronales, que duran 4 días. Sin ir más lejos, en las pasadas fiestas de agosto de 2019, había presupuestada la nada despreciable cantidad de 43.676,51 euros y se han gastado 95.437,54, más del doble”, concluye el comunicado.

 

 

PROBLEMAS DE DUDOSO COBRO

 

La parte afectada por la posible denuncia, el regidor Javier García, asegura a este periódico estar “muy tranquilo” y apunta que “está todo en la comisión de cuentas”. “Ellos han levantado notas de reparo también Querrán hacer oposición, pero no los veo por el pueblo cuando hay problemas. Si lo quieren denunciar, que lo hagan”, expresa.

 

Mientras, el alcalde reconoce que el Ayuntamiento tiene “problemas de dudoso cobro”, de los que corresponden “unos 80.000 euros”. “Habrá algunos que sí, pero ya sabemos que a otros no les podremos cobrar”, explica.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: