El PP cree que la sentencia de los sueldos es un "varapalo" a Puente e iguala a los concejales

El PP valora la sentencia en una rueda de prensa. E.P.

Una sentencia del juzgado de lo Contencioso Administrativo anula el acuerdo por el que los concejales con otros cargos públicos solo cobraban un euro anual en el Ayuntamiento de Valladolid.

El grupo municipal popular se ha mostrado muy satisfecho con la sentencia que dicta el juzgado de lo Contencioso Administrativo, por el cual declara nula de pleno derecho la moción de 1 de diciembre de 2015 relativa a los sueldos de los concejales, que establecía que las retribuciones anuales por asistencia de los concejales al Ayuntamiento, con dedicación exclusiva por cargo público en otra institución, sería tan solo de un euro.

 

El presidente del grupo popular en el Consistorio, José Antonio Martínez Bermejo, arropado de otros ediles, cree que se ha hecho justicia pues la medida que se aprobó en pleno “vulneraba el derecho esencial de igualdad en el desempeño de las funciones públicas de cualquier ciudadano”. Martínez Bermejo dice que esta moción era contraria al artículo 23 de la Constitución Española que en su punto dos dice que los ciudadanos “tienen derecho a acceder en condiciones de igualdad a las funciones y cargos públicos”.

 

Asimismo, ha expresado que con esta resolución (a expensas de que pueda ser recurrida) el Ayuntamiento deberá reintegrar las retribuciones a los quince concejales afectados. En este sentido afecta a nueve ediles del PP, dos concejales del grupo Sí Se Puede, uno de Valladolid Toma la Palabra, la portavoz del grupo Ciudadanos y al concejal no adscrito. No obstante, desde el PP se dice que lo de menos es el dinero, “porque con sentencia o sin sentencia nosotros seguiremos cumpliendo con nuestro trabajo”.

 

El presidente del grupo municipal del PP ha dicho que la sentencia, aunque no firme, “es meditada y está muy bien fundamentada en múltiples sentencias de otros tribunales”. “Puente y su equipo han vulnerado gravemente la legalidad y la Constitución”. Asimismo, Martínez Bermejo dice que la decisión de Puente y su equipo es “un ataque directo al Estado de Derecho y a la vida democrática” y va más allá: “quisieron cercenar, limitar, cortar y aprisionar la actividad de la oposición democrática”.

 

Creen que esta decisión no “tenía precedentes en el sistema democrático español y pretendía poner en clara ventaja a los concejales de gobierno frente a los de la oposición”. Martínez Bermejo dice que con este recurso el PP quería defender a los concejales vallisoletanos pero también “a todos y cada uno de los representantes públicos que ejercen la labor política en España compaginándolo con su actividad profesional”.

 

Los concejales populares creen que esta sentencia “es un importante varapalo legal a Puente y su equipo de gobierno”. Por último, Martínez Bermejo, dice que la medida que tomó el alcalde fue una "acción-reacción" a la bajada del sueldo del regidor que propuso el PP; aunque quiso dejar claro que "el sueldo del alcalde no se lo bajó el PP, sino la legalidad" y explicó que según la norma debía ser "un 90 por ciento del sueldo de un secretario de Estado".