El PP anuncia congreso sin primarias en febrero pese a la demanda de más democracia interna

Fernando Martínez Maillo en rueda de prensa en la sede del PP

Se celebrará en febrero cinco años después del último y con dos años de retraso con respecto a los plazos que marcan sus propios estatutos.

El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez Maíllo, ha anunciado la celebración del congreso estatal de los populares el próximo mes de febrero de 2017, cinco años después del último y con dos años de retraso con respecto a la fecha en la que se tenía que haber celebrado. La principal novedad del anuncio es que se ha confirmado que no habrá primarias porque los militantes no podrán votar directamente, sino que el PP mantendrá su sistema de delegados compromisarios, algo que ha generado una denuncia de militantes que exigen más democracia interna.

 

Los populares han convocado una Junta Directiva el próximo lunes en la que se decidirá la fecha del congreso y el equipo organizador. Mariano Rajoy volverá a presentarse a la presidencia del partido y también se ha sabido que la actual número '2', la vicesecretaria Dolores de Cospedal, tiene intención de repetir en el cargo. El congreso llega dos años después de los plazos marcados por los estatuso ya que tendría que haber sido en febrero de 2015, pero las sucesivas citas electorales lo han impedido, según el partido.

 

No lo ve así un sector interno crítico con el retraso del congreso y la falta de democracia interna, responsables de la demanda que la justicia admitió hace unas semanas y que obligaría al PP a celebrar congreso. El pasado mes de junio, el juzgado de instrucción número 1 de Madrid ha admitido a trámite la demanda que interpuso un grupo de afiliados del PP para obligar a que el partido de Mariano Rajoy convocara un congreso extraordinario que permitiera decidir sobre su continuidad al frente de los populares y como candidato a la presidencia del Gobierno. TRIBUNA ha tenido acceso al auto del juez que, además, afea la actitud del partido y considera la demanda como una cuestión de derechos fundamentales, lo que deja en muy mal lugar al presidente del Comité de Derechos y Garantías, Alfonso Fernández Mañueco, al que le corresponde hacer que se cumplan los estatutos.

 

Afiliados del PP pertenecientes al Foro Pensamiento y Desarrollo presentó a finales de abril una demanda por lo civil para que la justicia obligue a su partido a convocar un congreso ordinario porque se han superado todos los plazos establecidos. La vía judicial es la última salida que le ha quedado a este foro crítico que pide que, de manera urgente, el partido adopte medidas de democracia interna. Y se han visto obligados a acudir a los juzgados por las reiteradas negativas del presidente de Fernández Mañueco a aplicar los estatutos del partido que obligan precisamente a convocar congreso ordinario.