El Ponce Valladolid estudia tomar medidas legales ante la FBCYL tras dejarle fuera de la final autonómica infantil
Cyl dots mini

El Ponce Valladolid estudia tomar medidas legales ante la FBCYL tras dejarle fuera de la final autonómica infantil

Imagen del equipo infantil del Ponce Valladolid.

La entidad había solicitado el aplazamiento de este campeonato tras la aparición de un brote de Covid-19 con la firme convicción de que “los logros y méritos se tiene que dirimir en la pista”, siguiendo principios éticos.

El Ponce Valladolid de baloncesto está al borde de tomar la vía judicial contra la Federación de Baloncesto de Castilla y León después de que le haya dejado fuera de la final autonómica infantil femenina por un brote dentro del equipo. La entidad había solicitado el aplazamiento de este campeonato con la firme convicción de que “los logros y méritos se tiene que dirimir en la pista”, siguiendo principios éticos, como manifiesta la Federación,

 

"Desde que nuestro club fue conocedor de la condición de positivo en Covid-19 de varias de nuestras jugadoras, tras las pruebas realizadas por nuestros servicios médicos, se tomaron todas las medidas establecidas tanto en el protocolo de la FBCYL como por las autoridades sanitarias, informando de inmediato de la situación", expone Ponce en un comunicado.

 

Como explican en el citado documento, tras dar traslado del positivo en Covid de varias jugadoras y suspender de “inmediato” la actividad deportiva, la Federación y los otros cuatro clubes implicados se reunieron para tratar el aplazamiento de la eliminatoria previa y de la Final a Cuatro que debería celebrarse este fin de semana. Finalmente la propuesta fue desestimada por los tres clubes ya clasificados.

 

De esto modo la Federación informó en la mañana del martes que debían jugar ese mismo día su partido frente Maristas Palencia y obligaba a que todos los miembros de la expedición deberían pasar un test de antígeno antes de la celebración del partido. "A pesar de tener a muchas de las jugadoras confinadas estábamos dispuestos a jugar, pero al no poder ir ninguno de nuestros entrenadores con las normas impuestas por la FBCYL y al disponer de muy poco tiempo de reacción, decidimos no disputar nuestro partido", exponen.

 

Al no presentarse al partido, la Federación dio el partido por partido a Ponce y en consecuencia fue eliminado de la competición y no podría disputar la final a cuatro de este fin de semana, después ser el mejor equipo de la Comunidad. Hasta el momento el conjunto vallisoletano no había cedido ni un solo partido y tan solo este brote les ha apartado de dipsutar el partido.

 

Con todo esto el club considera que no se aplica el protocolo de mayo de 2021 de la FBCYL, en el que no se concreta ningún plazo temporal necesario de ausencia de contacto previo con los confinados. Aseguran que "las decisiones de las autoridades sanitarias son el referente que se toma en dicho protocolo y se deben seguir estrictamente sus indicaciones", por lo que entienden que no se pueden exigir requisitos adicionales a los que contempla el protocolo de la Federación y ahora estudían tomar las medidas legales necesarias para defender sus derechos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario:

Documentos relacionados