Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

El pleno de Valladolid reclama al Gobierno una prueba "homogénea" de acceso a la universidad

La propuesta ha sido aprobada por unanimidad este miércoles 4 de octubre, solicitando una igualdad real entre los alumnos de todo el país.

El Pleno del Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado este miércoles 4 de octubre, por unanimidad, una moción enmendada en la que reclaman al Gobierno de España la elaboración de una prueba de acceso a la universidad -actualmente conocida como EBAU- "única si es posible" o, en todo caso, homogénea para garantizar la igualdad real entre los alumnos de todo el país.

 

Este ha sido uno de los acuerdos tomados en la sesión plenaria correspondiente al mes de octubre, en la que se han aprobado la mayor parte de las mociones presentadas. De hecho sólo se ha rechazado la presentada por Ciudadanos para buscar un compromiso con la reurbanización peatonal de la calle Regalado y, por primera ocasión en el presente mandato, han salido adelante, aunque con enmiendas, las tres mociones que planteaba el Grupo Popular.

 

La primera de ellas hacía referencia a las pruebas de acceso a la Universidad y en ella el Grupo Municipal Popular pretendía que se reclamara al Gobierno de España, al Congreso de los Diputados y al Consejo de Rectores de las universidades españolas (CRUE) la elaboración de una prueba "única" y "objetiva".

 

Finalmente, tras un debate con intercambios de opinión sobre la posibilidad de realizar una prueba única o no, se ha planteado un texto, enmendado por el Grupo Socialista, que añade el matiz de que se haga una prueba "única" si es posible, "o en todo caso homogénea y que garantice la igualdad" entre los alumnos de las diversas comunidades autónomas.

 

Como ha explicado el concejal 'popular' Carlos Fernández, se trata de evitar que, como considera que ha sucedido este año, comunidades con peor nivel educativo de acuerdo con el informe PISA tengan mejores resultados en la EBAU que Castilla y León, que lidera esa clasificación en España. Mientras tanto, la edil de Sí Se Puede Gloria Reguero ha reprochado al PP que pretendiera "justificar la imposición de las reválidas" durante este debate.

 

En otra de las mociones del PP se planteaba un plan de mejora del aprovechamiento del agua en la ciudad que permita evitar las restricciones en el riego como la que tiene que aplicar el Ayuntamiento desde el pasado 16 de agosto por orden de la Confederación Hidrográfica del Duero y que, como ha recordado la concejal de Medio Ambiente, María Sánchez, afecta a 216 hectáreas de parques y jardines.

 

La propuesta se ha aprobado por unanimidad, si bien con el matiz introducido por la edil de VTLP relativo a que el Ayuntamiento no tiene que empezar el trabajo de cero sino continuarlo, pues Sánchez ha revelado que en el Presupuesto de 2018 se incluirá una partida para la redacción de un estudio de mejora de los aprovechamientos hídricos, dentro del cual se podría plantear la captación en acuíferos subterráneos.

 

Por otro lado, Sánchez ha matizado que no se puede actualmente, como proponía también el PP, utilizar para el riego el agua de salida de la Depuradora para pues señala que esta instalación no está preparada para las exigencias de salubridad necesaria. Para ello, ha apuntado, sería necesario crear una Estación Regeneradora de Aguas Residuales.

 

En la tercera moción del PP, se ha aprobado con la introducción de varias enmiendas la petición a la Concejalía de Medio Ambiente de continúe el trabajo relativo a fomentar en espacios verdes la reposición de árboles con bajo "impacto alergénico" y que publique en la web www.arbolesdevalladolid.com la información sobre las especies con ese escaso impacto y también de las que requieren menor consumo de agua.

 

Se ha aprobado igualmente, como moción institucional, la declaración de apoyo a las reivindicaciones de las organizaciones CCOO y UGT en las marchas promovidas en defensa de un sistema público de pensiones que garantice el mantenimiento del mismo.

 

La única moción no aprobada en la sesión de este miércoles, a parte de la que reclamaba la retirada de la Cruz Laureada del escudo de la ciudad, ha sido la propuesta de Ciudadanos para lograr un compromiso con la reurbanización peatonal de la calle Regalado antes del final del presente mandato.

 

La portavoz de Ciudadanos reclamaba una actuación para la "peatonalización" definitiva de la calle mediante la eliminación de la calzada y la reurbanización pues ha asegurado que los comerciantes, a penas tres meses después del cierre al tráfico en la citada vía, se han quejado de que no han notado efectos positivos. "Los contenedores están por el medio, la gente camina por la acera y no parece peatonal", ha lamentado Vicente.

 

La concejal del PP Mercedes Cantalapiedra ha apoyado la propuesta del PP y se ha preguntado si el equipo de Gobierno pretende llevar a cabo de la misma forma la "peatonalización" recientemente esbozada de las calles San Lorenzo y María de Molina.

 

Tanto el concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, como el de Urbanismo, Manuel Saravia, y el propio alcalde, Óscar Puente, han recordado que el cierre al tráfico de Regalado se llevó a cabo sin esperar a hacer una obra de urbanización "porque lo reclamaron los comerciantes" al tiempo que han asegurado que en el momento de tomar una decisión ya se mostró la intención de ejecutar una obra en profundidad "a medio plazo", aunque no han querido comprometerse a hacerla dentro del presente mandato.

 

EL 14 DE MAYO Y EL 8 DE SEPTIEMBRE, FESTIVOS

 

En el apartado de acuerdos procedentes de Comisión, el Pleno ha aprobado por unanimidad las fechas de las festividades locales para 2018, que serán el lunes 14 de mayo, pues el 13 de mayo, Día De San Pedro Regalado, cae en domingo; y el sábado 8 de septiembre, fiesta de la Virgen de San Lorenzo.

 

Por otro lado, se han aprobado con los votos a favor de los grupos que apoyaron la investidura del alcalde las modificaciones de las ordenanzas fiscales de cuatro impuestos y ocho tasas. La mayoría formada por estos partidos también ha rechazado la totalidad de enmiendas presentadas tanto por el PP como por Ciudadanos.

 

En el debate se ha vuelto a plantear la oposición de los 'populares' a la eliminación de las bonificaciones a los vehículos diésel, el incremento de la tarifa de la 'zona naranja' en el entorno del Mercado del Val y la plaza del Poniente, o el cambio en las bonificaciones de la tasa del agua que pasan a beneficiar a las familias con escasos recursos en lugar de a todos los jubilados con al menos dos miembros en la unidad familiar.

 

Los ediles del equipo de Gobierno han defendido estas propuestas pues considera que, en el caso de los vehículos diésel la bonificación del 75% para los motores menos contaminantes de este combustible estaba "en contradicción" con otras políticas del equipo de Gobierno. Asimismo, María Sánchez ha defendido el cambio en la bonificación de la tasa del agua porque hasta ahora se favorecía más a personas jubiladas con independencia de sus recursos y han considerado más efectivo ayudar a las familias con menores posibilidades sin tener en cuenta la edad.

Noticias relacionadas