El pleno de la remunicipalización del agua comienza con media hora de retraso por "una ligera indisposición" del alcalde

El alcalde hace entrada en el pleno, media hora después. J.T.P.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha llegado media hora tarde al pleno al "no encontrarse bien". desde el PP, se pedía al teniente de alcalde que iniciara la sesión.

El pleno extraordinario en el que se debate la remunicipalización del agua en Valladolid, ha comenzado casi con media hora de retraso al no comparecer el alcalde. La sesión estaba convocada a las 8.30 horas de la mañana y empezó al filo de las 9 horas.

 

Al principio, lo que parecía un simple retraso de unos minutos se fue alargando. Incluso algunos concejales del Partido Popular se arrancaban con palmas de tango, pidiendo el inicio de la sesión. Hacían señas a su reloj y conminaban a Manuel Saravia, primer teniente de alcalde a que comenzará el pleno; mientras algunos concejales socialistas intentaban ponerse en contacto telefónicamente con el alcalde.

 

Veinticinco minutos, Manuel Saravia pedía disculpas y cuando se disponía a iniciar las intervenciones, el alcalde hizo aparición en el salón de plenos. Con ojos vidriosos pedía disculpas por su retraso en dos ocasiones y decía: “no me encuentro bien, he sufrido una ligera indisposición. Ruego disculpas”, decía el regidor.

 

El pleno comenzó media hora después con la defensa de la concejal de Medio Ambiente, María Sánchez, de la remunicipalización del agua, que supondrá “un cambio importante en la ciudad”.