El plan de empleo de Cruz Roja Valladolid ayuda a personas en situación de vulnerabilidad

TRIBUNA

Desde el inicio de Impuls@, se ha atendido a 161 personas y ha promovido la creación de 10 negocios y la consolidación de otros 3.

El emprendimiento es una alternativa profesional para aquellas personas en situación de vulnerabilidad que tienen dificultades a la hora de encontrar un trabajo por cuenta ajena. Sin embargo, emprender es una labor complicada que requiere de información y asesoramiento, así como contar con los recursos necesarios.

 

Por ello, durante el 2014, el Plan de Empleo de Cruz Roja en Valladolid puso en marcha el programa Autoempleo y Microcréditos: Impuls@ con la finalidad de facilitar la inserción sociolaboral de los participantes de este Plan a través del desarrollo de proyectos empresariales, fomentando la empleabilidad y la estabilidad laboral. Este programa está financiado por el Ministerio de Sanidad Política Social e Igualdad a través del IRPF.

 

Desde el inicio de Impuls@, la Institución ha atendido a 161 personas y ha promovido el emprendimiento y el autoempleo a través de iniciativas de desarrollo empresarial que han permitido la creación de 10 negocios y la consolidación de otros 3, de muy distinto carácter como un establecimiento de informática, un profesional de limpieza, un quiosco, un comercio de alimentación, un profesional de la construcción y reparaciones, un consultorio veterinario... De los cuales, un 70% han sido emprendidos por hombres.

 

La actuación de Cruz Roja está dirigida a apoyar a las personas más vulnerables en su camino hacia el empleo. Desde la Institución se llevan a cabo las acciones necesarias para ofrecer una respuesta integrada y coherente a través de varias medidas: atención personalizada, orientación y asesoramiento en materia de autoempleo, apoyo técnico en la preparación del plan de empresa, gestiones asistidas para la puesta en marcha del negocio, ayuda para la solicitud de microcréditos u otro tipo de subvenciones y ayudas, y se realiza un seguimiento empresarial para su consolidación en el mercado.

 

Dentro de las acciones formativas, se realizan una serie de talleres tanto de activación como de motivación para el autoempleo que sirven para detectar perfiles emprendedores y para desarrollar las habilidades personales necesarias para la inserción por cuenta propia. Por otro lado, se planifica formación específica en creación y gestión de empresas en aquellos sectores en los que los participantes aportan una experiencia laboral previa no susceptible de inserción laboral por cuenta ajena en este momento.

 

En 2015 se cumplen quince años desde la puesta en marcha del Plan de Empleo de Cruz Roja. En 2014, en la provincia vallisoletana, Cruz Roja trabajó con 2.067 personas, de las cuales 381 accedieron al mercado laboral.