El plan 'b' del Viernes Santo

Habitual escena en Valladolid durante la Semana Santa: gente por la calle y en las terrazas. D.Á.

Algunos disfrutaron de la Procesión General, pero otros optaron por llenar las terrazas del centro de la ciudad.

La Procesión General fue el plato fuerte de este Viernes Santo en Valladolid, que registró un lleno durante todo el recorrido. De hecho, miles de personas la siguieron atentamente, pero otros apostaron por el plan 'b'.

 

El buen tiempo animó a los vallisoletanos a salir de sus casas en un viernes con el cielo totalmente despejado y con un sol que invitaba a refrescarse. Así lo pensó otra gran multitud, que, en vez de intentar conseguir un buen sitio para ver la procesión, se decantó por disfrutar de la tarde desde una terraza.

 

La hostelería sacó su mayor sonrisa a la vez que los pasos desfilaban por el centro de la ciudad. Si había alguna duda o miedo porque durante el evento pudiera verse perjudicada, todas se disiparon desde primera hora. Un vino, una cerveza, un refresco o, simplemente, una botella de agua era lo más demandado, aunque incluso otros muchos se animaron con las copas.

Noticias relacionadas