El piloto vallisoletano Roberto Carranza afronta la nueva temporada con su posible participación en el Dakar 2019

Este año el campeonato comienza con la Baja Almanzora, una prueba clásica dentro del calendario del Todo Terreno nacional.

El piloto vallisoletano Roberto Carranza afronta esta nueva temporada con la vista puesta en el campeonato y su posible participación en el Dakar 2019. Este año marca un punto de inflexión con claras aspiraciones a proclamarse campeón nacional absoluto en T1-N.

 

Repitiendo en labores de copilotaje se encuentra Juan Carlos Fernández intentando llevar al Mitsubishi Montero Proto a lo más alto de la general. Mejorando prestaciones del año pasado se ha ensanchado el coche y se le ha dotado de cambio automático.

 

Respecto a la asistencia, este año correrá a cargo de Camper Racing, un equipo con mucha experiencia en el mundo del motor y que presta servicio a diferentes pilotos del Campeonato Nacional de Tierra y de asfalto. Carranza parte como piloto principal para el equipo en esta competición.

 

Este año el campeonato comienza con la Baja Almanzora. Una prueba clásica dentro del calendario del Todo Terreno nacional que llevará a los participantes a recorrer más de 400 kilómetros de lucha contra el crono.

 

El sábado afrontarán una prólogo de 8 kilómetros en los alrededores de Vera que determinará las posiciones de salida a la primera especial del día. Con salida en Albox los corredores llegarán a la localidad de Serón tras recorrer 128 kilómetros de duro trazado. Una segunda super especial de 105 kilómetros concluirá la jornada sabatina y devolverá a los pilotos a Albox.

 

Para el domingo, 192 kilómetros divididos en dos especiales de 96, con salida en el río Almanzora y llegada en Taberno. Una jornada que decidirá el primer campeón de esta temporada que se presenta apasionante por el alto nivel de participación.