El Patio Herreriano de Valladolid reflexiona sobre el alcance de la mediación comunitaria para obtener una sociedad diversa

El reto planteado se centra en cómo responder a las necesidades de una sociedad compuesta por grupos humanos heterogéneos con diferenciadas características culturales, religiosas, lingüísticas o étnicas

El Museo Patio Herreriano de Valladolid ha acogido este jueves la celebración del primer Diálogo por la diversidad, para reflexionar sobre el alcance de la mediación comunitaria como vehículo para conseguir una sociedad diversa.

 

La concejal delegada especial de Convivencia y Mediación Comunitaria, Carmen Jiménez, ha sido la encargada de presentar esta jornada, que también ha contado con la presencia de la Concejala de Servicios Sociales y Mediación Comunitaria, Rafaela Romero, encargada de clausurarla.

 

En ella ha intervenido el profesor Carlos Giménez Romero, de la Universidad Complutense de Madrid, experto en esta área, quien ha abordado la mediación como propuesta de convivencia en contextos multiculturales.

 

Seguidamente, el Profesor Jesús María Aparicio Gervás, de la Universidad de Valladolid, ha moderado la mesa de debate en la que se ha tratado el tránsito de la coexistencia a la convivencia y los retos y oportunidades que esté proceso plantea, según ha informado el Ayuntamiento de Valladolid a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

La mesa ha contado, además, con la participación de cuatro técnicos que desarrollan su labor profesional a pie de calle, encargados de pfrecer una visión "más cercana a la realidad" desde su trabajo en Cruz Roja, Fundación Secretariado Gitano, Accem y Procomar-Valladolid Acoge.

 

El reto planteado se centra en cómo responder a las necesidades de una sociedad compuesta por grupos humanos heterogéneos con diferenciadas características culturales, religiosas, lingüísticas o étnicas, propiciando "una nueva identidad intercultural que debe respetar los valores democráticos fundamentales, consensuados y compartidos", así como "poner en valor" el patrimonio común y la diversidad cultural y que "debe reconocer la dignidad y los derechos humanos de cada persona".