El paso "de la muerte a la vida" de Cristo llena la Catedral de Valladolid

En un acto comandado por el arzobispo Ricardo Blázquez, los presentes en la Vigilia Pascual celebraron la resurrección entre la oscuridad y las velas.

La Vigilia Pascual puso fin a un Sábado Santo cargado de emociones. En una Catedral de Valladolid llena, Ricardo Blázquez inicio la ceremonia pasadas las 23:00 horas. La gente fue entrando poco a poco y en este comienzo tuvo que asomarse a la parte de atrás para visualizar la 'Bendición del fuego y del cirio'.

 

"Ha pasado de la muerte a la vida", anunció Blázquez, quien captó toda la atención en pocos metros cuadrados. Todo ello en medio de la oscuridad, pues, minutos antes, las luces de la Catedral se habían apagado para proceder a este tradicional acto.

 

Tras pronunciar unas palabras, la comitiva encabezada por Blázquez regresó al altar. Entretanto, con ese fuego, los asistentes encendieron las velas que les habían sido entregadas nada más entrar. Aunque ya había luz, los cientos de personas regalaron una imagen para el recuerdo sosteniéndolas.

 

A partir de ahí comenzó el pregón y la posterior eucaristía. Antes Blázquez pidió a todos los allí presentes que oraran "intensamente". Jesucristo había resucitado.

Noticias relacionadas