El paseo de Pablo Casado por Valladolid, alterado por alguna voz discrepante

Carnero, Mañueco, Tejerina, Casado y Del Olmo caminan por la calle Santiago. SERGIO SANZ

El candidato del PP a la presidencia del Gobierno dio una vuelta por el centro tras el acto de la tarde del jueves y unos pocos ciudadanos le increparon.

No todo fue de color azul para Pablo Casado en su visita a Valladolid. Después del acto en un céntrico hotel de la capital, dio un paseo por la ciudad acompañado de Pilar del Olmo, Jesús Julio Carnero, Alfonso Fernández Mañueco, Isabel García Tejerina, candidatos a la Alcaldía de algunos municipios y otros representantes del PP y recibió algunas malas palabras.

 

La escena pilló por sorpresa a muchos vallisoletanos que se encontraban en la calle Santiago. Algunos de ellos se detuvieron a saludar al candidato del Partido Popular a la presidencia del Gobierno, quien les respondió con una amable sonrisa y un gesto con la mano.

 

Al llegar a la Plaza Mayor, un hombre gritó “¡Casado, fascista!”. En un primer momento, los que encabezaban la comitiva, entre los que se encontraba el propio palentino, no entendieron qué dijo el varón y sonrieron. Pero este siguió increpándole: “¡Sinvergüenza!”. Fue entonces cuando, entre risas, Casado comentó que le "extrañaba" que las voces altas hubieran sido “algo bueno”.

 

No fueron las únicas discrepantes, ya que otro hombre voceó “¡no te queremos en el Gobierno!”, a lo que otra mujer se sumó a ese deseo con la misma idea plasmada en unas palabras parecidas. Pese a ello, la comitiva continuó su camino atravesando la plaza para seguir por la calle Calixto Fernández de la Torre.

Noticias relacionadas