El pasacalles y el encuentro intercultural ponen el broche a la XV semana dedicada a los Derechos Humanos

Semana intercultural, en la Cúpula. D.Á.

La Cúpula del Milenio acogió este domingo 17 de junio, en un espacio de convivencia, un evento lleno de color y música para reivindicar que el respeto a los derechos fundamentales de las personas está por encima de cualquier nacionalidad.

La Cúpula del Milenio ha sido este domingo 17 de junio un gran altavoz y escaparate. No solo para la música, que ha habido mucha y variada, o para el folclore de decenas de países representados en Valladolid. Sino que lo ha sido para lanzar un mensaje contundente: el respeto a los Derechos Humanos está por encima de cualquier nacionalidad.

 

La XV Semana Intercultural ha puesto su broche hoy con el pasacalles que, desde las 11 horas, ha tenido lugar con origen en Plaza España y final en la Cúpula. Allí, hasta las 14:30 hora, se ha celebrado la diversidad cultural de Valladolid con danza, banderas y trajes tradicionales de las diferentes regiones representadas, así como talleres para los niños.

 

Esta iniciativa, organizada por el Ayuntamiento de Valladolid en colaboración con la Junta y con el Centro Integral de Inmigración regional comenzó el 30 de mayo cuando se abordó el estado de los Derechos Humanos en los ámbitos local, nacional e internacional. Cultura, turismo, visión social, debate y la lupa puesta sobre la importancia del agua como derecho fundamental han protagonizado unas jornadas que, además para exhibir las diferentes identidades que forman parte de la sociedad vallisoletana y para poner de manifiesto la necesidad de cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), ha servido para hacer una llamada necesaria a una convivencia en respeto e igualdad donde las diferencias aporten valor, y donde todo el mundo, sin importar su origen, sea bien recibido.