El Parquesol Femenino, de goleada en goleada

Las jugadoras del Parquesol celebran un gol. S. SANZ

El conjunto naranja se llevó el derbi ante el Amigos del Duero (4-1) gracias a una buena primera parte.

La tercera jornada del Grupo V de la Segunda Femenina supuso una nueva victoria para el Parquesol. El conjunto naranja recibió en la tarde del domingo al Amigos del Duero, contra quien disputó el primer derbi regional del curso, y al que se impuso por 4-1 para colocarse con seis puntos.

 

El espectacular inicio de partido sirvió al equipo vallisoletano para coger una renta que a la postre fue decisiva. Maka, desde el centro del campo, abrió el marcador a los dos minutos y uno después Ali hizo el 2-0. Fácil.

 

Las naranjas se encontraron cómodas sobre el sintético del José Luis Saso, aunque su rival pudo recortar distancias. Ahí apareció Lucía para desviar lo justo un potente disparo que acabó impactando en el larguero. Hay portera, y buena.

 

Tras el susto, Sandra amplió la diferencia al aprovechar una buena asistencia de Barbi. La ‘7’ recorrió unos 30 metros y se fusionó en un abrazo con su compañera Nata para celebrarlo. Hasta el momento, todo era alegría en el Parquesol. Para más satisfacción, Paulita Román salvó la salida de Noelia, la meta zamorana, y anotó a placer el 4-0 con el que se llegó al descanso.

 

Todo apuntaba a que el encuentro iba a terminar con una goleada mayor, pero no fue así. El paso por vestuarios sentó mal a las vallisoletanas, que perdieron el control del partido. Así, a los cinco minutos, Tere sacó un disparo ajustado a la base del poste al que Lucía no llegó, pese a su estirada.

 

A partir de ahí, el conjunto zamorano creció y el Parquesol se mostró perdido y con ganas de que el choque terminase cuanto antes. Tampoco sufrió, pero la imagen de las naranjas no fue positiva.

 

Finalmente, el 4-1 reinó en el marcador al término del encuentro y las naranjas cerraron la segunda goleada consecutiva, tras el 1-5 al Fuensalida de la pasada jornada. En la próxima visitarán al filial del Madrid, que, con cinco puntos, todavía no conoce la derrota.