El parking de la Plaza Mayor, obligado a cerrar durante las obras

El proyecto, que tendrá un coste estimado de algo más de 2 millones de euros, se ejecutará con fondos de las IFS de 2018, podría estar listo en marzo o abril.

El Ayuntamiento de Valladolid incluirá en el programa de Inversiones Financieramente Sostenibles de 2018 la obra de los nuevos accesos del aparcamiento subterráneo de la Plaza Mayor, la cual obligará a cerrar esta instalación durante un tiempo de los aproximadamente seis meses que durarán los trabajos.

 

El regidor vallisoletano ha explicado en declaraciones a los medios de comunicación que el trabajo de la empresa encargada de la elaboración del proyecto está avanzado y que han señalado que la situación de la rampa de salida en la calle Molinos es "técnicamente posible".

 

El proyecto, que tendrá un coste estimado de algo más de 2 millones de euros, se ejecutará con fondos de las IFS de 2018, podría estar listo en marzo o abril y la intención del equipo de Gobierno es sacar a licitación "cuanto antes".

 

Los responsables de la redacción del proyecto han apuntado ya que las obras "no tendrían por qué durar más de seis meses", si bien ha señalado que el aparcamiento deberá estar cerrado mientras estén en marcha los trabajos, aunque no ha precisado si será durante todo el período o sólo en una parte.

 

El motivo es que la rampa de salida se ubicará, como ya se había apuntado, en la calle Molinos. Ello no ocurriría si se hubiera optado por la calle Pasión, pero Puente ha justificado que la opción generaría "problemas con vecinos, comerciantes" e incluso "alteraría el esquema de movilidad" que el equipo de Gobierno quiere para la zona de Santa Ana, que pretende peatonalizar a medio plazo.

 

En una reunión que mantuvo el alcalde con el equipo redactor del proyecto hace unas semanas, ha explicado, se trabaja con la "idea clara" de la entrada por la calle Manzana y la salida por Los Molinos, que es "la mejor posible" pese a que buscan que sea "una salida un poco más larga, con la obra algo más compleja" e impide tener el parking abierto "durante toda la obra".

 

Para la salida por Los Molinos, se deberá crear un "pequeño" túnel a base de muro pantalla bajo la calle Jesús, con una altura que será "la estrictamente indispensable para cumplir la normativa", con lo que la profundidad no será muy grande. Además habrá una galería paralela al túnel para servicios y también se creará como novedad un ascensor en la Plaza Mayor para dar servicio a las personas con dificultades de movilidad, algo que actualmente no existe.

 

Eso sí, Puente ha matizado que existen "dudas" sobre la rampa en curva para la salida y la posibilidad de que ésta pueda dejar libre el vado del edificio de Correos.

 

En este sentido, el regidor ha aprovechado para reprochar que el Grupo Municipal Popular dijera que "como no iba en los presupuestos de 2018 no se iba a hacer", algo que ha definido como "oposición almendro" pues "se adelanta y se hiela".

 

En cuanto al resto de obras que se incluirán en las IFS, ha apuntado que habrá una próxima reunión en el Ayuntamiento en la que las concejalías comenzarán a plantear sus iniciativas y que, previsiblemente, "habrá muchas más que los recursos disponibles", por lo que habrá que hacer un "cribado".