El paraíso en Paraguay se llama Ciudad Central

Central es una división administrativa de la República del Paraguay que está ubicada en el centro oeste de la región Oriental del Paraguay que rodea a la capital.

 

A pesar de ser el departamento más pequeño de Paraguay, es el más poblado. Representa aproximadamente un 35% de la población total del país. Central es el mayor centro urbano del Paraguay junto a la capital, Montevideo.

 

Un aspecto importante de este departamento es que tiene el índice de desarrollo humano más alto del país, es el de mejor nivel social e infraestructura, y además tiene más del 50% de las industrias de la República.

 

Central cuenta con una de las mayores ofertas de casas y departamentos, siendo el lugar donde más se compran inmuebles en Paraguay, según informa el portal inmobiliario Infocasas. Aquellos que busquen vivienda en Paraguay pueden encontrar ofertas aquí: encuentra tu casa en Paraguay.

 

Vivir en Central es una alternativa perfecta para familias que quieren formar parte de una ciudad segura y tranquila. Es una de las zonas más demandas de todo Paraguay, con la diferencia de que los alquileres de casas en Central son más económicos que en la capital. La cercanía geográfica con Asunción es otro de los beneficios que destacan tanto los residentes, como los que pasan unos días de visita en la ciudad.

 

Ciudad de industria y veraneo

 

Central tiene una vasta historia: fue refugio de los pobladores que huían de los ataques de los indígenas Guaicurú y, en la época de la conquista y colonización, se implantaron nuevas fundaciones. Uno de los principales protagonistas de estas fundaciones fue Domingo Martínez de Irala, quien creó los distritos de Areguá, Ypané e Itá y la capital.

 

Fue colonizada por los franciscanos a finales del siglo XVI y fundada por Domingo Martínez de Irala en el año 1538. En aquellos momentos estaba habitada por un pueblo indígena a orillas del lago Ypacaraí.

 

Areguá es la capital del Departamento Central y es conocida como la ciudad de la artesanía cerámica y la ciudad de la frutilla.

 

La frutilla era la principal fuente de ingreso de sus habitantes y su producción se inició gracias a un campesino se dedicó a senbrarla, colocó la cosecha en canastillas y vendió la frutilla por todos los rincones de la ciudad. Tal fue el éxito que la plantación de frutillas se extendió a todas las granjas, convirtiéndose con el tiempo en uno de los productos más importantes de la zona.

 

A finales del siglo XIX Central se desarrolló como ciudad veraniega, donde personajes importante, como escritores e intelectuales, pasaban el verano.

 

El clima predominante es subtropical húmedo transformado a veces en un clima tropical de sabana. Los veranos son calurosos y húmedos, y los inviernos templados y secos. La temperatura media anual es de 23ºC, alcanzando en verano los 28ºC y en invierno unos cómodos 18ºC.

 

El Departamento Central cuenta con una actividad industrial diversa formada por fábricas de comestibles y todo tipo de aceites, entre los destacan los aceites de soja, girasol, ajonjolí, maní, tártago y tung.

 

Otra de sus industrias son las destilerías de caña y alcohol, las fábricas de hilados, los azucareros, las manufacturas, las desmontadoras de algodón,los tejidos y las artesanías en general. También producen alfarería, especialmente en la ciudad de Itá. En menor escala se produce ganado y hay una mínima presencia de granjas, cultivos de hortalizas y frutales, debido justamente a la densidad poblacional.

 

El desarrollo urbano de la ciudad se ha consolidado a partir de la presencia de europeos, quienes participaron activamente en la remodelación urbana y estética de la ciudad a través de numerosas construcciones de edificio y casonas.

 

Dichas casonas se encuentran actualmente bajo los cuidados y amparo del Estado, lo que impide hacer cambios significativos o demoler cualquiera de las estructuras. A pesar de la cantidad de habitantes y su nivel de vida, el desarrollo urbano de la ciudad se puede clasificar como medio-alto.

 

Afortunadamente Paraguay está invirtiendo bastantes recursos para aplicar cambios en lo relacionado con la infraestructura urbanística. Todo ello con el objetivo de embellecer las ciudades y favorecer tanto el turismo, como el nivel de vida de los residentes.