El número de parados en Castilla y León cayó en 23.510 personas en 2016, el cuarto mayor descenso del país

El paro el pasado año cayó en todas las autonomías, lideradas por La Rioja (-13,08 por ciento), seguida de Cataluña (-12,03 por ciento), Islas Baleares (-11,71 por ciento) y después Castilla y León.

El número de parados inscritos en las oficinas de Empleo de Castilla y León cayó en 23.510 personas en el año 2016, con lo que la cifra de desempleados en la Comunidad desciende tras varios meses el alza y se mantiene por debajo de la barrera de 200.000 y se sitúa, en concreto, en 178.186, según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social recogidos por Europa Press.

 

En términos relativos, en Castilla y León el comportamiento del paro en el año 2016 registró un descenso del 11,66 por ciento respecto a 2015, por encima del resto de España donde el paro cayó un 9,54 por ciento, con lo que la cifra de parados en el conjunto del país bajó en 390.534 personas, hasta situarse en un total de 3,70 millones.

 

Se trata del cuarto mayor descenso del paro del país que en 2016 cayó en todas las autonomías, lideradas por La Rioja (-13,08 por ciento), seguida de Cataluña (-12,03 por ciento) y de Islas Baleares (-11,71 por ciento).

 

En comparación con noviembre de 2016, el paro registrado en Castilla y León bajó un 1,32 por ciento (2.378 desempleados menos), mientras que en España cayó un 2,29 por ciento, el equivalente a 86.849 parados menos. Se trata en este caso del segundo menor descenso de las comunidades autónomas que subió en tres (Cantabria, Galicia y Navarra).

 

El paro cayó en diciembre en comparación con noviembre en todas las provincias a excepción de Palencia donde aumentó un 0,17 por ciento (20 parados más). Por su parte, el mayor descenso se produjo en Ávila (-2,34 por ciento, 332 parados menos), seguida de Salamanca (-2,12 por ciento, 597 parados menos), Soria (-2,01 por ciento, 94 personas menos en las listas del desempleo), León (-1,69 por ciento, 635 parados menos) y Burgos (-1,45 por ciento y 340 desempleados menos).

 

El resto de las provincias se situaron por debajo de la media: Valladolid (-0,72 por ciento y 274 desempleados menos); Segovia (-0,71 por ciento y 62 personas menos en las listas del paro) y Zamora (-0,44 por ciento y 64 desempleados menos).

 

En comparación con diciembre de 2015, el paro bajó en todas las provincias de Castilla y León con especial incidencia en este caso en Segovia (-15,68 por ciento y 1.615 parados menos); Soria (-13,73 por ciento y 731 parados menos); Burgos (-13,51 por ciento y 3.610 parados menos); Zamora (-13,13 por ciento y 2.180 parados menos), Ávila (-12,79 por ciento y 2.032 desempleados menos) y Valladolid (-11,80 por ciento, -5.020 parados).

 

Por debajo de la medina regional (11,66 por ciento) se sitúan Salamanca (-10,60 por ciento y 3.274 parados menos), Palencia (-9,70 por ciento y 1.233 parados menos) y León (-9,37 por ciento y 3.815 parados menos).

 

Así, en la actualidad el número de parados en Castilla y León (178.186) se reparte del siguiente modo: Ávila, 13.850; Burgos, 23.105; León, 36.894; Palencia, 11.477; Salamanca, 27.627; Segovia, 8.685; Soria, 4.592; Valladolid, 37.537, y Zamora, 14.419.

 

POR SECTORES Y SEXOS

 

Por sectores, el paro registrado en las oficinas de empleo de Castilla y León en diciembre cayó en servicios (-3.225) y en el colectivo de sin empleo anterior (-934) y subió en construcción (1.459), industria (276) y agricultura (46).

 

En la actualidad, el número de parados en Castilla y León (un total de 16.815 son extranjeros, -13,29 por ciento menos que en 2015)) se distribuye por sectores del siguiente modo: 113.219 en el sector servicios; 17.869 en construcción; 17.605 en el colectivo de sin empleo anterior; 17.386 en industria y 12.107 en agricultura.

 

En cuanto a la situación por sexos, el paro en Castilla y León se reparte entre 97.495 mujeres y 80.691 hombres, si bien en el tramo de edad más joven (menores de 25 años), los hombres desempleados superan a las mujeres con 8.215 frente a 7.357.

 

EVOLUCIÓN DE LA CONTRATACIÓN

 

Mientras tanto, la contratación cayó en Castilla y León en el mes de diciembre, cuando se firmaron 64.022 contratos, un 11,39 por ciento menos que en el mes anterior (8.231 menos en términos absolutos), superior al descenso nacional del -2,56 por ciento. Castilla y León registró el sexto mayor descenso de la contratación del país que sólo subió en Andalucía.

 

En términos interanuales la contratación subió un 4,43 por ciento (2.718 nuevos contratos), por debajo de la media nacional (6,53 por ciento), y séptimo menor incremento del país en este caso.

 

Por provincias, la contratación cayó en todas con especial incidencia en Segovia (-25,95 por ciento, 1.646 contratos menos), seguida de Salamanca (-14,94 por ciento, 1.397 contratos menos); Valladolid (-12,40 por ciento y 2.316 contratos menos); León (-10,90 por ciento y -1.169 contratos); Burgos (-9,86 por ciento y -1.033 contratos) y Soria (-8,01 por ciento y -200 contratos).

 

También cayó la contratación en Zamora (-4,15 por ciento y -162 contratos); Ávila (-3,87 por ciento y -149 contratos) y Palencia (-2,47 por ciento y -159 contratos).

 

En comparación con diciembre de 2015 la contratación subió en seis provincias lideradas en este caso por Soria (14,45 por ciento, 290 contratos) seguida de León (11,41 por ciento, 979 contratos), Valladolid (8,95 por ciento, 1.344 contratos) y Palencia (6,36 por ciento, 375 nuevos contratos).

 

También aumentó la contratación en Burgos (1,66 por ciento, 154 contratos más) y en Zamora (1,03 por ciento, 38 contratos más) y cayó en Ávila (-5,90 por ciento, -232 contratos); Segovia (-3,05 por ciento, -148 contratos) y Salamanca (-1,02 por ciento, -82 en términos absolutos).

 

Finalmente, la contratación indefinida cayó en el último mes con respecto a noviembre en Castilla y León un 23,38 ciento (1.461 contratos menos) hasta alcanzar la cifra de 4.788 contratos indefinidos. En España la contratación indefinida con respecto al mes anterior bajó un 21,03 por ciento.

 

Por provincias, la contratación indefinida cayó en todas lideradas por Zamora (-38,26 por ciento), seguida de Ávila (-32,56), Segovia (-25,81), León (-27,52), Soria (-24,18), Valladolid (-23,08), Salamanca (-19,26), Burgos (-17,62), Palencia (-12,18).

 

En términos anuales, el número de contratos indefinidos realizados en Castilla y León aumentó un 13,22 por ciento (559 contratos indefinidos más). En este caso, en España la contratación indefinida con respecto al año anterior creció un 13,38 por ciento.

 

Por provincias la contratación indefinida subió en seis y cayó en Zamora (-27,00 por ciento), Segovia (-7,14) y Ávila (-6,88). El mayor incremento se dio Palencia (40,66 por ciento) seguida de Soria (32,69 por ciento), Valladolid (26,08 por ciento), Burgos (19,81 por ciento), León (9,06 por ciento), Salamanca (8,95 por ciento).