El nuevo macrobazar chino de Valladolid sigue abierto ajeno a la amenaza de cierre inminente

La actividad del macrobazar chino este sábado en Valladolid. M.G.

La nueva superficie comercial del Camino Viejo de Simancas sigue recibiendo clientes mientras se tramita su expediente de cierre por estar operando con una licencia inapropiada.

El negocio es el negocio. Así, al menos, deben pensar los responsables del nuevo marcobazar chino de Valladolid, ubicado en el Camino Viejo de Simancas, y que este sábado mantenía una frenética actividad recibiendo clientes que poblaban sus pasillos llenaban el aparcamiento, engordando las suculentas recaudaciones que ha obtenido desde su apertura este miércoles 18 de mayo.

 

Mientras, sigue en marcha el expediente para cerrar un local que está operando con una licencia para negocios de madera, bricolage y jardinería, de Bricorama, el anterior inquilino de este local propiedad de la empresa de autocares Linecar. El Ayuntamiento ya ha iniciado los trámites que podrán fructificar esta próxima semana para cerrar este 'Hola Market' hasta que consiga la licencia propia de su actividad eminenmente multicomercial con la venta de todo tipo de productos.

 

Fuentes cercanas a la propiedad aseguraron a este periódico que las cajas de los primeros días han rondado los 9.000 euros, certificando el éxito de este modelo de negocio a pesar de sus incongruencias legales que han llevado a la Asociación Vallisoletana de Comercio (Avadeco), ha presentar reclamaciones ante el Ayuntamiento de Valladolid y la Junta de Castilla y León. 

Noticias relacionadas