El nuevo contrato de conservación de las vías públicas de Valladolid invertirá 12 millones de euros anuales

El concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, durante la presentación del nuevo contrato de conservación - Juan Pascual

Como novedad, se incorporan las obras relativas a los presupuestos participativos y la gestión de cinco millones de euros por parte de Aquavall.

El Ayuntamiento de Valladolid ha comenzado a licitar el nuevo contrato de conservación de las vías públicas. Un acuerdo que tiene cinco años de vigencia y que invertirá 12 millones de euros al año, 60 millones de euros si se cumple el lustro previsto, en obras de reparación y acondicionamiento de las calles de Valladolid.

 

Como novedad, este año el contrato se va a dividir en cuatro lotes: el primero para infraestructuras viarias (5,7 millones de euros); un segundo lote para renovación del conglomerado asfáltico con una partida de algo más de un millón de euros y el tercer y cuarto lote para obras de reparación y conservación de los conductos de saneamiento y abastecimiento y que corren a cargo de Aquavall. Estos dos lotes se dividen en obras que requieren zanja, 3 millones de euros, y obras que no la requieren, los últimos 2 millones.

 

Como ha informado el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, este contrato "lleva bastantes años en Valladolid, se puso en marcha en los 90". Un acuerdo en el que "lo habitual es que se gaste todo lo programado", y cuya última edición, 2014-2018, permitió 306 actuaciones en distintas partes de la ciudad. "Es un contrato muy útil" que permite reparar situaciones "distribuidas en la ciudad en ligar de grandes actuaciones en una zona concreta"

 

Estas actuaciones "se planifican a principios de año, aunque surgen sobrevenidas que obligan a la reprogramación de algunas obras", apuntaba Saravia. Este año se van a introducir además las obras acordadas en los presupuestos participativos. Las primeras obras que se van a acometer se realizarán en Rondilla, Delicias, Covaresa y La Overuela.

Noticias relacionadas