El Museo Patio Herreriano inaugura una exposición con una compilación de la obra del arquitecto Alberto Campo Baeza

La sala 8 del Museo del Patio Herreriano de Valladolid, presenta desde este jueves dia 14 de septiembre, la exposición “ALBERTO CAMPO BAEZA. PROYECTAR ES INVESTIGAR”.

La exposición podrá ser visitada hasta el 5 de noviembre de 2017, siendo la entrada gratuita.

Se trata de una selecta compilación de la obra del arquitecto Alberto Campo Baeza (Valladolid, 1946), en forma de planos y maquetas. La muestra se presenta en colaboracion con el Colegio de Arquitectos de Valladolid.

 

Con el lema 'Proyectar es investigar', el arquitecto vallisoletano nos introduce en su labor como proyectista reconocido, habiendo expuesto en ciudades como Chicago, Roma o Nueva York, a la vez que da relevancia a su labor como profesor investigador de la Escuela de Arquitectura de Madrid.

 

La exposición, vinculada a los actos del Día Mundial de la Arquitectura, pretende acercar a la ciudadanía la obra de uno de los arquitectos más relevantes del panorama contemporáneo español. Patio Herreriano es, sin duda, el marco idóneo para comunicar las virtudes artísticas de los proyectos de Campo Baeza, estableciendo un diálogo entre arquitecturas expuestas y expositivas que permanecerá abierto al público entre el 14 de septiembre y el 5 de noviembre de 2017.

 

La obra de Campo Baeza ha sido expuesta en lugares tan prestigiosos como la Basilica de Palladio en Vicenza, el IIT de Chicago, S. Pietro in Montorio en Roma, la Basílica de Santa Irene en Estambul, el Maxxi de Roma, o la American Academy of Arts and Letters en Nueva York, por citar sólo unos pocos.

 

Pero sabemos que a Campo Baeza le hace especial ilusión esta exposición, por tratarse de la ciudad en la que nació, en la Academia de Caballería. Y donde su abuelo materno, Emilio Baeza Eguiluz, fue arquitecto municipal, el que hizo el Casino de la calle Duque de la Victoria, en 1902, popularmente conocido como “la pecera”, por sus grandes ventanales a través de los que se puede ver a los socios del Casino. Y de la casa del nº 12 de la calle Gamazo. Y de algunas de las reformas de la Universidad.

 

Campo Baeza, que en su día fuera el catedrático de Proyectos más joven de su Escuela de Arquitectura de Madrid, la ETSAM, acaba de ser nombrado Profesor Emérito, tras su consiguiente jubilación, por lo que seguirá dando clases de Master en Proyectos en Madrid.

 

El título de la exposición, PROYECTAR ES INVESTIGAR, es el de un texto de Campo Baeza hecho en exclusiva para esta exposición, y donde nuestro arquitecto defiende que un proyecto de arquitectura es, debe serlo, un verdadero trabajo de investigación.

 

La exposición, muy sencilla, recoge en unos paneles blancos flotantes, imágenes y pequeñas maquetas, de los edificios más conocidos, construidos o proyectados por Alberto Campo Baeza. Desde las casas Gaspar y De Blas, hasta su última obra terminada, el Polideportivo para la Universidad Francisco de Vitoria en Madrid, pasando por la Caja de Granada o la casa del Infinito.

 

En muchos de los paneles, se incluye una pequeña urna con una pequeña maqueta de la obra expuesta. Es el resultado de “la maqueta que cabe en una mano”, que Campo Baeza propone a sus estudiantes para resumir en una pequeña pieza, lo más importante de cada obra.

 

ALBERTO CAMPO BAEZA

 

Nace en Valladolid, donde su abuelo era arquitecto, vive desde los dos años en Cádiz, ciudad en que vio la Luz.

 

Es Catedrático de Proyectos en la Escuela de Arquitectura de Madrid, ETSAM, en la que ha sido profesor durante más de 35 años. Ha impartido clases en la ETH de Zúrich y en la EPFL de Lausanne, en la Universidad de Pennsylvania en Filadelfia, la Bauhaus de Weimar, en la Kansas State University, en la CUA University de Washington y en 2016, en L’Ecole d’Architecture in Tournai, Bélgica. Más recientemente ha enseñado en la Universidad de Buffalo, donde ha sido nombrado Clarkson Visiting Chair in Architecture de 2017.

 

Ha impartido conferencias por todo el mundo, y ha recibido premios como el Torroja por Caja Granada o el Premio a la Excelencia Docente de la Universidad Politécnica de Madrid.

 

Ha expuesto su obra en el Crown Hall de Mies en la IIT de Chicago y en la Basílica de Palladio en Vicenza. En el Urban Center de Nueva York y en la Iglesia de Santa Irene en Estambul. Y en San Pietro in Montorio en Roma, en la prestigiosa MA Gallery de Toto en Tokyo o en el MAXXI de Roma. Más recientemente en la American Academy of Arts and Letters de Nueva York y en la Fundación Pibamarmi de Vicenza. En 2015 en el Colegio de arquitectos de Cádiz. Y en 2016 en el Oris House of Architecture, en Zagreb. Y en 2017 también en la Escuela de Arquitectura de Buffalo.

 

Sus obras han tenido un amplio reconocimiento. Desde las casas Turégano, De Blas o Casa Cala, Madrid, hasta las casas Gaspar, Asencio, Guerrero y la Casa del Infinito en Cádiz. O el Centro BIT en Inca-Mallorca o la Caja de Granada y el Museo de la Memoria de Andalucía, MA, ambos en Granada. Y la plaza pública Entre Catedrales en Cádiz, el Polideportivo para la Universidad Francisco de Vitoria en Madrid y las casas Moliner en Zaragoza y Rufo en Toledo. Fuera de España, ha construido la Casa Olnick Spanu en Nueva York y la Guardería para Benetton en Venecia.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: