El Museo Nacional de Escultura presenta una colección de Luisa Roldán, primera mujer escultora española

La pieza, adquirida por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, está compuesta por 19 esculturas en madera de cedro dorado y policromado y representa la Cabalgata de los Reyes Magos.

La directora del Museo Nacional de Escultura, María Bolaños, ha presentado este miércoles una obra de la artista sevillana Luisa Roldán (1652-1706), conocida popularmente como 'La Roldana', con motivo del próximo Día Internacional de la Mujer. Roldán, fue una mujer que por sus propios méritos llegó a ser la primera escultora de Cámara de los reyes españoles y es ahora la primera escultora representada en el Museo.

 

Ha sido a finales de 2017 cuando el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, dentro de su labor de protección del patrimonio cultural español, ha adquirido este peculiar grupo escultórico que representa la Cabalgata de los Reyes Magos, para el que se había solicitado permiso de exportación.

 

Bolaños comenzó la presentación señalando que, en los años 70, década de un resurgir fuerte del movimiento feminista, una historiadora del arte, Linda Nochlin, escribió un artículo titulado ‘¿Por qué no ha habido grandes mujeres artistas’?. Con la incorporación de la pieza de Luisa Roldán al Museo en la víspera del Día de la Mujer, se pretende dejar atrás esa concepción y destacar el gran talento que pueden desarrollar tanto escultores como escultoras.

 

“Estamos ante la primera escultora del Museo y me atrevería a decir que la mejor escultora del barroco europeo”, señaló Bolaños, añadiendo además que Luisa Roldán es un ejemplo único de escultura de antes del siglo XIX, ya que consiguió hacerse un importante hueco en este mundo a pesar de que eran muy pocas las mujeres que podían despertar curiosidad por sus obras, tener nombre propio o una presencia social. “Comenzó a trabajar con barro que, en sus manos, se convirtió en una verdadera primicia exquisita y más tarde se puso de moda en ambientes eclesiásticos de Sevilla”, apuntó.

 

La pieza presentada en el Museo está compuesta por 19 esculturas en madera de cedro dorado y policromado que formaron parte de un conjunto mayor hoy descabalado, cuya singular iconografía al incluir el cortejo de un cuarto rey –el rey de Tharsis, la mítica región hispana citada en la Biblia- permite datarlo en la etapa andaluza de la escultora.

 

Dentro de su producción, además de los grupos de carácter devocional y tema amable que cimentaron su éxito (‘Educación de la Virgen’ en el Museo de Guadalajara o los ‘Desposorios místicos de santa Catalina’, en la Hispanic Society de Nueva York), su habilidad quedó demostrada tanto en escultura de gran formato (‘San Miguel’ para el Monasterio del Escorial, de 1962, o el ‘Nazareno de Sisante’ (Cuenca), fechado en 1700), como en las figuras para nacimientos, habitualmente en barro pero también labradas en madera.

 

El responsable de las colecciones del Museo, Miguel Ángel Marcos, concluyó la presentación afirmando que, aparte de la calidad intrínseca de la pieza, lo que aporta al Museo es una visión diferente, una mirada íntima de ese momento navideño: “no es una liturgia habitual, tiene un carácter de alborozo y alegría”.

 

Por último, la directora del Museo, advirtió sobre la programación de unas microvisitas que se realizarán este jueves día 8 y también los próximos jueves 15 y 22 de marzo y los viernes 16 y 23 de marzo, guiadas por el propio Miguel Ángel Marcos. Además, este jueves a las 19 horas se celebrará una conferencia impartida por una experta de una universidad americana, Eugenia Afinoguénova, reconocida hispanista que hablará de mujeres y museos, en este caso, del Museo del Prado.