Cyl dots mini

El Museo Nacional de escultura “crece” con la llegada de Pedro de Mena

María Bolaños y Miguel Ángel Marcos observando la escultura de San José con el Niño. JAVIER ALONSO

La exposición ‘El museo crece. Sobre la adquisición de una obra de Pedro de Mena’ se podrá visitar hasta el próximo 13 de octubre.

El ministerio de Cultura y Deporte ha inaugurado en la mañana del lunes en el Museo Nacional de Escultura la exposición-cápsula ‘El museo crece. Sobre la adquisición de una obra de Pedro de Mena’. María Bolaños, directora del museo, y el conservador Miguel Ángel Marcos han sido los encargados de presentar esta muestra que permanecerá abierta al público hasta el próximo 13 de octubre.

 

En el ‘Rincón Rojo’ se podrá visualizar la escultura de San José con el Niño, obra de Pedro de Mena, recientemente adquirida por el Estado destinada a la colección del Museo Nacional de Escultura. Se trata  de una escultura del siglo XVII de madera policromada de “origen desconocido” y “no abundante en el mercado de obras de esta calidad”, según afirmaba la directora del Museo Nacional de Escultura.

 

“Lo único que conocemos es su tramitación oficial, en julio del año pasado una conocida empresa de anticuariado para la adquisición de esta talla”, comentaba Maria Bolaños. La tasación de la pieza es “aproximadamente” de unos 150.000 euros, importe que el Ministerio de Cultura ejerciera su derecho de oferta de venta irrevocable, adquiriéndola a finales del 2018.

 

María Bolaños, directora del Museo Nacional deEscultura, en la presentación de la exposición. JAVIER ALONSO

 

Con la incorporación de hasta hora esta desconocida pieza, el Museo pone el foco sobre unos de los periodos más fecundos de su creatividad: el desarrollado en Granada entre 1652 y 1658 bajo el influjo de la polifacética maestría de Alonso Cano, escultor con quien Pedro de Mena mantuvo una estrecha y fructífera relación.

 

La presentación de esta escultura coincide con la celebración este año 2019 de toda una serie de exposiciones que han puesto el foco en la figura de Pedro de Mena; como la clausurada recientemente en el Palacio Episcopal y catedral de Málaga, y en la que el Museo Nacional de Escultura colaboró con el préstamo de cuatro piezas, algunas tan emblemáticas como la Magdalena Penitente.

 

Además de esta escultura, hay que sumar otras dos incorporaciones: una Virgen con el niño en alabastro del siglo XVI del taller de Diego de Siloé, y un relieve,  también del siglo XVI, en madera policromada que representa a San Juan Bautista.

 

En este sentido, el esfuerzo realizado por las administraciones públicas resuelta esencial para el Museo Nacional de Escultura,  ayudas con las que la directora del mismo se muestra “agradecida” con el Ministerio de Cultura.